Escribir una novela en un mes: prepárate para el NaNoWriMo

Aunque bastante conocido entre las personas que escribimos en redes sociales, no todo el mundo está familiarizado con el reto del NANOWRIMO. Le dedico hoy este artículo porque puede ser muy interesante (¡y divertido!) y sobre todo muy útil para iniciar un proyecto o darle el empujón final de 50.000 palabras. Hay incluso quien escribe una novela completa gracias a él.

Y justo para vosotros me detengo un momento a explicar qué es y paso luego a dar 8 PASOS esenciales para prepararte para el Nanowrimo y sacarle todo su jugo. ¡Vamos allá!

¿QUÉ ES EL DICHOSO NANOWRIMO?

Se trata de un reto para escritores que consiste en intentar escribir 50.000 palabras durante el mes de Noviembre. Su nombre viene de NAtional NOvel WRIting MOnth (Mes nacional de escritura de novela).

Chris Batty, un escritor oriundo de San Francisco fue su creador, en 1999, cuando reunió a 21 escritores para este reto. El número fue aumentando y, con la llegada de las redes sociales, se convirtió en una iniciativa online e internacional. Actualmente congrega a decenas de miles de autores y autoras que, cada uno en su casa, se propone conseguir el reto.

Ojo: es un reto individual, el premio es simplemente conseguirlo (e incluso si no llegas a esa cifra, pero escribes 20.000 ó 30.000 palabras ya te habrá servido de mucho).

La filosofía es simple: se basa en ponerte un objetivo al mismo tiempo que un grupo de personas para animarte a alcanzarlo. Escribir cada día 1666 palabras, e ir avanzando al mismo ritmo que los demás (mientras puedas). Te puedes apuntar en la web del Nanowrimo (en inglés) donde tú mismo/a puedes ir anotando las palabras que escribes cada día, ver tus progresos, etc.

Y además puedes compartir las palabras que llevas escritas en Twitter o en algún grupo de escritura dedicado a este reto, como nuestro grupo de Portaldelescritor.

TE PUEDE SER ÚTIL SI…

  • Tienes una idea que no te decides a arrancar y quieres iniciarla de una vez por todas
  • Para recuperar una idea abandonada y terminarla
  • Para darle un buen empujón a algún proyecto iniciado (o sin iniciar)
  • Recuerda que no tiene por qué ser una novela: hay personas que escriben relatos, artículos…

Y NO TE SERÁ ÚTIL SI…

  • Si lo que quieres es corregir un texto ya terminado o casi terminado: el Nanowrimo se basa en el número de palabras. La idea es crear mucha CANTIDAD para, una vez terminado el reto, REVISAR DESPUÉS, recortar, reescribir.
  • Si no sabes sobre qué escribir: seguramente le vas a sacar menos partido, ya que en este reto se trata de avanzar narración.
  • Si te detienes a revisar cada frase: en este reto, esto se hace solo al final.

PREPÁRATE PARA EL NANOWRIMO EN 8 PASOS

1. Busca (o delinea) tu idea

Si el 1 de noviembre te vas a sentar y vas a empezar a escribir 1666 palabras al día, es importante que tengas lo más claro posible sobre QUÉ vas a escribir. Si empiezas sin saberlo, es muy probable que en dos o tres días desistas. Y no queremos eso, ¿verdad?

Así que mi consejo es que delinees, en dos o tres frases breves, de qué tratará la novela o el libro que quieres escribir. Para ser más concreta aún: intenta definir en esa breve sinopsis.

  • QUIÉN: protagonista/s de tu historia.  Incluye nombres y edad, por ejemplo: Antonio, 41 años y Lara, 44.
  • QUÉ: cuál es el problema o reto al que se enfrenta. Por ejemplo, Antonio pierde su trabajo y su casa, o Lara se da cuenta de repente de que tiene poderes sobrenaturales.
  • CUÁNDO, DÓNDE: época y lugar en qué sucede la historia. No es lo mismo si Antonio pierde su casa en la crisis actual, que en los años de la posguerra. Y para Lara no será lo mismo darse cuenta de que tiene poderes en el Madrid actual que en el Moscú de la Revolución Rusa.
  • CÓMO: de qué forma decide tu protagonista hacer frente a ese reto (lo que marcará el nudo de tu historia). No es lo mismo si Antonio decide superar su crisis emigrando a Estados Unidos, que si decide enfrentarla atracando un banco. Esto te dará el camino a seguir para el nudo de tu historia.
  • POR QUÉ: En la medida de lo posible, es muy bueno si sabes por qué esa historia te llama, si sabes por qué es importante para ti contarla. A veces no lo averiguas hasta que no has avanzado bastante en la escritura, pero ese detalle será esencial y te ayudará a tomar todo tipo de decisiones sobre tu historia.

Si tienes una idea, prueba a delinear esa sinopsis ANTES  del inicio del Nanowrimo.

Si tienes varias, puedes hacerlo con todas ellas y ver cuál tiene más posibilidades.

Si no se te ocurre nada, recuerda que en nuestra APP GRATUITA PARA ESCRITORES tienes un generador de ideas con el que puedes conseguir cientos de miles de ideas para historias realistas, de fantasía, de ciencia-ficción, de género negro, etc… Haz clic en la imagen para descargártela en tu móvil.

OTROS ARTÍCULOS DE MI BLOG QUE TE PUEDEN AYUDAR:

2. Créate un ritual de escritura

Los rituales tienen algo mágico, algo que nos ayuda a crear un hábito de forma sencilla y hasta divertida. ¿Y qué es un “ritual”? Básicamente se trata de repetir una serie de elementos o circunstancias cada vez que vayamos a escribir. Por ejemplo:

-Elegir una hora e intentar respetar siempre ese horario.

-Elegir un lugar, lo más inspirador posible o donde no nos molesten. (Si no puedes en tu casa, puede ser una cafetería cercana, una biblioteca…). Escribir siempre en ese lugar.

-Elegir otros elementos que favorezcan tu comodidad o creatividad e intentar repetirlos cada día de escritura: tomar un té/café, ponerte música, ordenar brevemente tu escritorio, dar un corto paseo antes de escribir…

Nuestro cerebro es un animal de costumbres: le encantan las rutinas. Si le acostumbras a escribir siempre a las ocho de la tarde, en la misma cafetería, con música y cascos y con tu té (algo que yo hice durante más de un año, por ejemplo), después de unos días bastará con que te sientes en la mesa, te pongas la música y des un sorbo al té para que te llegue la inspiración. ¿Magia? ¡No, rituales! 😀

OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN AYUDAR:

3. Anúncialo a bombo y platillo

Eso es: díselo a todo el mundo. Di a tus amigos, familia, compañeros de piso, amigas, y conocidos de las redes sociales que vas a participar en el Nanowrimo. Diles cuál es tu reto e incluso infórmales de cuál es tu horario de escritura diario.

¿Por qué? Muy sencillo. Porque lo más probable es que te animen a llevarlo a cabo. Te preguntarán. Te mandarán ánimos. Y si ven que es tu hora de escribir y no lo estás haciendo, a lo mejor hasta te presionan un poquito para hacerlo.

OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN AYUDAR:

4. Planifica (o disfruta el paseo)

Incluso aunque te pongas a escribir partiendo de una idea sin saber muy bien a dónde vas, el NaNoWriMo te puede servir para avanzar trayecto, e incluso para explorar posibles caminos y posibilidades. Si luego alguno no te gusta, dejas de seguirlo y retrocedes para que tus protagonistas tomen otro camino diferente, ¡y a seguir escribiendo! Recuerda que lo importante es la CANTIDAD y no detenerse.

Ahora bien: si quieres sacarle el máximo provecho al NaNoWriMo lo ideal sería que dedicaras algo de tiempo a delinear algo la trama de tu historia. Puede ser antes de que comience Noviembre (sería lo ideal) o, si no, en alguno de los días de la primera semana (ya que el comienzo es lo que solemos tener más claro de todo).

Tampoco hace falta que inventes todos los pasos y giros de tu historia, pero sí estaría bien que al menos definas al menos 2 ó 3 sucesos importantes tendrán lugar en el planteamiento de tu historia; cuándo llega el conflicto principal, al menos 4 ó 5 de los obstáculos que tendrán que enfrentar los protagonistas en el nudo y mucho mejor aún si tienes ya claro el clímax (el momento en el que tus protagonistas están peor y parece que no van a conseguir su objetivo) y el desenlace (cómo termina todo).

Cuanto más avances, mejor. Y recuerda: no hace falta que delinees la trama completa, pero si abres algo de camino eso será ya mucho avanzado para no perderte tanto y poder escribir más palabras “útiles” en el reto de Nanowrimo.

OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN AYUDAR:

5. Si te bloqueas… hazte estas preguntas

Algo que puede ocurrir muy fácilmente en esa maratón que es el Nanowrimo es que te bloquees, que no sepas cómo continuar la historia.

La primera alternativa ya la comenté antes: no te detengas. Si ese camino que han cogido los protagonistas no te satisface, vuelve atrás y prueba algo diferente. Y sigue escribiendo.

Otra opción puede ser detenerte y dedicar un rato “extra” a hacerte preguntas sobre tu historia que te pueden ayudar a desvelar el porqué de ese bloqueo. Buena parte del frenazo puede tener que ver con que, aunque la historia te gusta, y te llama la atención, en realidad no sabes por qué te llama la atención, o qué es lo que quieres decir con ella.

Puedes entonces dedicar un rato a leer este artículo de mi blog e intentar contestar esas preguntas, que pueden arrojar luz a las tinieblas del camino: ¿Te has atascado en mitad de tu historia? Soluciones aquí. 

6. Conoce a tus personajes

Otra buena opción si en algún momento te atascas y no sabes cómo continuar es profundizar un poco en tus personajes. ¿De dónde vienen? ¿Por qué son como son? ¿Qué es lo que quieren en el fondo? ¿Cuáles son las motivaciones de sus actos?

De la misma forma que la trama, puedes pensar en ellos y trabajarlos un poco antes de iniciar el Nanowrimo en Noviembre, o emplear un rato extra para conocerles mejor. Te dejo algunos artículos míos que te pueden ayudar (hay muchos más) y una ficha descargable que puedes rellenar para conocerles mucho mejor.

Y ya lo que sería magnífico es que desarrollaras la evolución del personaje principal, que describo en uno de mis súper-posts. Entonces vas a tener mucho más claro el camino hacia el que se dirige la novela.

Además, puedes incluso aprovechar las 1666 palabras de un día para escribir extractos de diario de ese personaje, o cartas a otro personaje… Luego puede que las uses en la novela o no; pero no será tiempo perdido ya que te ayudará a conocer mejor a ese personaje y, por tanto, a avanzar con paso más firme en la novela.

OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN AYUDAR:

7. Busca tu tribu

Comentaba al principio que precisamente parte de la gracia del Nanowrimo es que lo llevan a cabo miles de personas al mismo tiempo. La “presión” (así entre comillas,porque es presión positiva, para motivarte) y ver el avance de los demás es parte del motor que alimenta esta iniciativa, y su garantía de éxito.

¿Por qué no aprovecharlo al máximo?

Busca algún grupo local, o en redes sociales, al que unirte: allí puedes ir compartiendo tus logros, o preguntando dudas, y ver cómo los demás van avanzando anima mucho a seguir esforzándose también.

En Portaldelescritor, el portal de cursos y servicios de escritura que dirijo, tenemos un GRUPO DE FACEBOOK de Nanowrimo en el que puedes participar. Pero seguro que hay muchos más, y también en Twitter u otras redes.

Además, también se suelen organizar quedadas físicas de un día en diferentes ciudades a las que puedes acudir. Allí conocerás a otros participantes de este reto y estarás con ellos escribiendo durante horas. Suelen ser en cafeterías, bibliotecas o centros sociales.

8. Prémiate

Por último, te dejo este truco que puede ayudar a que no te desanimes y sigas adelante el mes completo: establece unos premios y prémiate cada vez que logres un objetivo.

Pueden ser pequeños premios cada día al terminar tu cupo de palabras, o cuando alcances diferentes “hitos”, por ejemplo, cada 5.000 palabras. O un gran premio al final si llegas a las 50.000.

Los premios pueden ser lo que tú quieras: desde un trozo de tarta (no recomendable, eso sí, como premio diario 😉 ), un capricho que lleves tiempo deseando adquirir, ebooks o libros que te hace ilusión tener… hasta -eliminando el elemento económico de la ecuación- un paseo, una tarde de descanso, una visita cultura, o un rato con amigas. Hay tantas posibilidades de premio como personas: tú sabes lo que te ilusiona más y lo que puede hacer que te pongas las pilas y sigas con el reto hasta el final.

Por último, no quiero terminar este artículo sin recordarte que NO PASA NADA SI NO CONSIGUES EL OBJETIVO. Si en lugar de llegar a las 50.000 solo escribes 27.000… ¡pues estupendo! Ya son 27.000 palabras que has conseguido avanzar gracias al Nanowrimo y que no estaban ahí. Y si son solo 6.000: pues nada, ya te ha servido este reto para iniciar un proyecto o para dar un pequeño empujón.

No se trata de machacarte y culpabilizarte (¡eso nunca!), sino de aprovechar el impulso de esta iniciativa para dar un empuje a tu proyecto de novela. Y si además lo consigues, ¡enhorabuena!

Ya me comentas si has decidido unirte y cómo te va 🙂  ¡Mucho ánimo!


 RECUERDA QUE, SI QUIERES MEJORAR  TU ESCRITURA CONMIGO…

puedes apuntarte a mis TALLERES LITERARIOS POR INTERNET en Portaldelescritor  y empezar a escribir con mi apoyo y revisiones, en compañía de otros escritores.

En breve se inicia mi taller online “Comienza tu novela” y “Comienza tu novela de fantasía o ciencia-ficción“, así como mi Curso Avanzado de relato.

Y si tienes un libro ya terminado, puedo hacerte un informe de lectura y darte mi opinión y mis consejos. Escríbeme.

 

Newsletter

Comentarios

  1. Núria Graell

    ¡Oh, Diana, cómo me gustan tus artículos! Siempre me motivan a escribir más.
    Por cierto que será mi cuarto NaNoWriMo. Los he superado todos y dos de mis historias están a punto de ser publicadas.

      1. K.M

        ¿Podrias hablar sobre el ”por donde empezar”, de las novelas? O sea, no se me ocurre muy bien el comienzo de mi historia, sólo una parte en concreto, y quizás el antagonista. No se por donde empezar a escribir la verdad.
        O quizás podrias hablar de cómo romper la cuarta pared en las historias, y si es recomendable o no hacerlo :3

Escribe tu comentario