5 preguntas que te ayudarán a definir tu novela

Si tienes una idea para novela rondando tu cabeza, pero todavía no te animas a comenzar a escribirla, contestar estas cinco preguntas te va a venir de fábula. Darle un poco más de forma en tu cabeza te será muy útil para arrancarte a escribir páginas.

¿Te animas? ¡Vamos allá!

1. ¿Quién es el/la protagonista (y qué desea más que nada en el mundo)?

La primera y obligada cosa que debes tener clara si vas a escribir una novela es quién es tu personaje principal (o personajes principales) y qué persiguen en la novela.

Ya sabes, porque habrás leído en otros posts de este blog, que lo que engancha al lector a leer tu escrito es el conflicto (o reto) principal del personaje. Un personaje quiere algo que no tiene o no puede conseguir y la novela es la historia de cómo finalmente lo consigue -o no.

¿Qué es eso que tu personaje persigue en la novela? Puede ser un objetivo concreto, una persona (“Anna Karénina“, de Tolstoi), una utopía, o puede huir o protegerse de algo (“El proceso”, de Kafka), o puede querer regresar a cómo estaba antes (“Regreso a Howard Ends”, de E. M. Forster).

No olvides perfilar un poco a tu personaje: cómo se llama, edad, ocupación. Y puedes hacerle más interesante pensando en sus motivaciones y en los detalles que le hacen único.

2. ¿Por qué no lo consigue inmediatamente?

Tenemos ya el personaje y su deseo principal: sea este cual sea, nuestra primera pregunta es clara, ¿por qué no lo consigue inmediatamente?

Esto nos dará una idea del tipo de obstáculos a los que tendrá que enfrentarse. Recuerda que pueden ser de muchos tipos: problemas externos, internos, inseguridades, aprendizaje, enemigos o competidores…

No olvides estos consejos para mantener al lector enganchado a tu historia.

3. ¿Quién cuenta la historia?

Muy bien: ya tenemos un personaje y una trama básica. Pero, ¿quién va a contar esta historia?

¿Será el mismo personaje principal quien lo cuente todo a la vez que le ocurre? (Le dará inmediatez) ¿O será el personaje ya mayor, recordando cuando le sucedió todo esto? (Podrás jugar con los recuerdos y con el ahora, hacer saltos temporales y jugar con los tiempos)

¿Será un narrador externo, ajeno a la historia, que escribirá la historia en tercera persona? (Esto te dará la ventaja de poder contemplar al personaje y sus acciones desde la distancia, para, incluso, poder juzgarle).

¿O vas a jugar con los diferentes puntos de vista de la historia de los distintos personajes implicados? (Y cada uno dará su versión de lo que ocurre).

Para tomar una decisión, ten en cuenta dos cosas: que sea apropiada para la historia y que tú te sientas cómodo/a a la hora de escribir.

4. ¿A qué público va dirigida?

No te saltes esta pregunta pensando que la respuesta no tiene importancia. Muy al contrario, tener claro nuestro target (el público al que nos dirigimos) puede ser determinante a la hora de tomar ciertas decisiones en la novela.

Por ejemplo, puede determinar el vocabulario que vas a usar o el ritmo de la historia (por ejemplo, si vas a escribir pensando en público pre-adolescente o juvenil); la cantidad de información y explicaciones que te será necesario dar (si escribirás sobre un tema del que tu público objetivo no sabe mucho, por ejemplo); puede servirte para dar mayor o menor relevancia a según qué personajes (aquellos con los que tu público objetivo pueda empatizar) o saber cuál es el bagaje literario que tienen a sus espaldas y qué convenciones literarias o de género van a tener, por tanto, ya asumidas (no es lo mismo si escribes una historia de terror orientada a los fans del género que si pretender llegar a un público más general o incluso tu intención es enganchar a aquellos que son totalmente ajenos a este tipo de historias).

Cuanto más concreta sea la imagen del perfil de tu lector ideal, más fácil es que des con la tecla para engancharle. Evita, sobre todo, escribir “para todo el mundo”: eso suele terminar sin complacer a nadie. Las obras “universales” lo son por su calidad literaria, y no porque se escribieron pensando en complacer a todo el mundo. Piensa que J. R. R. Tolkien escribió “El hobbit” para sus hijos, y acabó conquistando a fans de la fantasía de todas las edades.

Y, si no lo tienes claro, imagina que tu público objetivo… eres tú mismo. Eso te puede servir para orientar más claramente tu novela en determinadas direcciones.

5. ¿Qué quieres decir con tu novela?

Esta es, sin duda, la pregunta más difícil de todas, pero a la vez quizá la más necesaria.

No te preocupes: no es esencial que tengas una gran motivación para escribir tu historia (hablo de ello en este post), pero sí que sepas por qué la escribes, qué quieres que el lector se lleve cuando cierre la última página.

¿Quieres que piense que el mundo es un lugar lleno de esperanza? O, por el contrario, ¿quieres advertirle de que no se fíe de la gente? ¿Quieres compartir una historia personal que sirva como lección? ¿Quieres hacer una crítica de la sociedad? ¿O sólo quieres narrar una historia divertida?

A menudo no descubrimos por qué esa historia está tirando de nosotros hasta que ya hemos avanzado en la escritura; pero cuanto antes lo sepas, mejor sabrás orientarla y sacarle todo el partido.

Y ahora, ¡adelante con esas novelas!

¿Quieres escribir tu novela conmigo? ¡Únete a  mi taller online de novela!

Si te apetece empezar a escribir tu novela con mi apoyo y mis revisiones personalizadas, Diana SUPERPEQUE ROJAy en compañía de otros escritores/as que también están empezando, puedes apuntarte a mi TALLER POR INTERNET: COMIENZA TU NOVELA de Portaldelescritor. Más de 300 autores ya han escrito su novela conmigo, y publicado, en mis más de 15 años de experiencia.

Arrancamos en breve Sólo quedan 7 plazas.  Te guiaré paso a paso por la aventura de escribir tu novela, en un curso a través de internet, desde tu propia casa y en tu propio horario. ¡Será divertido! 😉

Y si lo que te gusta es la fantasía o la ciencia-ficción, también en breve arranca mi Curso exprés online de novela de fantasía y ciencia-ficción, para iniciar la escritura de una novela de cualquiera de esos géneros.

Comments

  1. Mónica

    Hola, Diana:
    Tengo las respuestas a las cinco preguntas anteriores. Pero no la comienzo porque me falta responder la más importante: ¿Escribo una novela o un cuento?
    No sé qué hacer.
    Saludos desde Buenos Aires.

  2. buenas, Diana,

    Me ha parecido muy interesante tu página, los artículos y la buena estructura. Una gran ayuda para todos aquellos que se inician en el mundo de la escritura.

  3. Muy buenas las cinco preguntas, Diana.

    Ando cavilando un proyecto, y así podré contarlas con los dedos de una mano.

    ¿Quién es el protagonista y cuál su búsqueda?
    ¿Con qué dificultades se topa?
    ¿Quién cuenta la historia?
    ¿Para quiénes la escribimos?
    ¿Qué queremos decir? (o el temible para qué).
    Me las apunto en la pizarra, ya.

    Un saludo con la otra mano.

    1. Laura, estupendo. eguro que cuando tengas esas respuestas tendrás ya mucho más clara tu historia y la comenzarás con más seguridad. Abrazos y que avance bien el proyecto!

Add A Comment