amazing writer

La (sorprendente) diferencia entre un buen escritor y un mal escritor

¿Cómo saber si soy buen escritor/a? Es una de las preguntas que más a menudo me hacen en mis talleres y por email. Por eso he creído importante escribir este post.

Sorprendentemente, la respuesta no tiene nada que ver con la calidad del escrito. Ya imagino vuestra reacción: «¿Cómo que no, Diana?». Pues no. Por una verdad muy sencilla:

Ser malo en algo en lo que queremos mejorar es simplemente una necesaria parte del proceso Clic para tuitear

¿A que, dicho así, suena claro? Porque así es. Nadie nació sabiendo escribir. Ni siquiera genios como García Márquez (quien escribió un artículo al día durante cuatro años antes de publicar su primer cuento).

¿Cuál es, entonces, la diferencia entre un buen y un mal escritor/a?

El buen escritor escribe y persiste en la escritura. El mal escritor abandona. Clic para tuitear

Los buenos escritores/as…

Escriben regularmente:

No importa si es una página al día o dos horas a la semana. Si quieres llegar a escribir es muy bueno constante (y tu escritura mejorará cada día, ineludiblemente, gracias a esa constancia).

Leen (casi) todos los días:

la lectura es el alimento de la escritura. Nos inspira, nos anima y nos enseña. Si no lees habitualmente, pones obstáculos en tu camino. Es uno de los consejos que más repito en mi blog: lee, lee mucho, lee buena literatura.

Escriben para su propio placer:

Tratar de complacer a otras personas es, en la mayoría de los casos, la fórmula mágica para no complacer a nadie. Escribe primero para ti, confía en aquello que te hace una persona única.

Piden opiniones (y aprenden de ellas):

Ya sea a los amigos, a tutores, a otros escritores… un buen escritor/a no tiene miedo de mostrar su trabajo y no duda en aceptar las críticas para mejorar.

Se ponen plazos y objetivos:

lleve un año escribiendo o diez, un buen escritor se fija metas para avanzar en su escritura. Eso le hace no procrastrinar.

Terminan sus escritos:

Terminar un escrito proporciona grandes lecciones. Aprendemos a llevar algo hasta el final, nos sentimos satisfechos, podemos analizar el trabajo en su conjunto…

Se rodean de otras personas que escriben: 

Busca gente que comparta tus mismas inquietudes; de esta forma, siempre tendrás la escritura en la cabeza y, mientras te diviertes con ellos, escribirás más. Un buen ejemplo puede ser mi grupo de Facebook «La aventura de escribir».

Estudian técnica de escritura:

el buen escritor siempre está dispuesto a aprender y sabe que siempre puede mejorar en su oficio. Ya sea a través de talleres, tutores o libros, el buen escritor siempre está hambriento de construirse como profesional.

Tienen fe en sí mismos y aprenden de sus errores:

El buen escritor sigue adelante. Sabe que tiene algo que contar y mejora constantemente en la forma de intentar transmitirlo. Es resiliente y mira al futuro con optimismo, seguro de que todo forma parte de un proceso y de que él/ella tiene el poder para conseguir lo que desea, si se empeña con entusiasmo.

Los malos escritores…

  • No escriben con regularidad (o no escriben en absoluto): hablan de escribir, pero nunca empiezan, o lo hacen sólo de higos a brevas. Así es muy difícil mejorar en cualquier disciplina artística.
  • Leen poco o nada: De esta forma, frenan su proceso de aprendizaje y se cierran a nuevas ideas.
  • Escriben pensando lo que les gustará a los demás o lo que creen que va a ser más vendible: no hay mejor receta para el fracaso. Recordad que cuando J.K. Rowling escribió su primer libro de Harry Potter los libros de magia no estaban de moda.
  • Critican a otros escritores y desean que fracasen: Los malos escritores están rodeados de malas vibraciones. La envidia es una de las peores carcomas que te pueden comer por dentro.
  • No buscan mejorar. No aceptan las críticas: : los malos escritores creen que ya saben todo lo necesario.
  • No terminan lo que empiezan: los malos escritores se desaniman antes de llegar al final. No perseveran, no aprovechan las lecciones que se aprenden cuando terminamos las cosas y se sienten permanentemente insatisfechos.
  • Culpan a otros (o a la situación) de lo que no consiguen.

 

¿Qué puedes hacer ahora mismo para empezar a convertirte en escritor/a y mejorar?

  1.  Escribe. Escribe con regularidad. Escribe para tu propio placer. Diviértete.
  2. Ponte objetivos, fechas límites. Termina tus escritos y enséñalos. 
  3. Busca críticas y consejos, profesionales o de amigos. Recuerda que la escritura tiene técnicas que se pueden aprender.

Y, por último, acepta esto como una verdad:

En tus manos está convertirte en escritor/a.

Acepta la responsabilidad por lo que te sucede en la vida y cambia tus hábitos ahora. Haz algo, aunque sea poco, por tu escritura cada día o cada semana. Comprométete a mejorar y aprender. Confía en ti mismo/a. Persiste. Y NO TE RINDAS JAMÁS.

Writing-Advice-Written-on-Writers-Hands-Neil-Gaiman-634x356 La (sorprendente) diferencia entre un buen escritor y un mal escritor
Consejo de Neil Gaiman a escritores: «Escribe. Termina las cosas. Sigue escribiendo»

Newsletter

171003_150800-6_preview La (sorprendente) diferencia entre un buen escritor y un mal escritor

SUSCRÍBETE A MI LISTA DE CORREO

Déjame tu email y te avisaré cada 15 días de mis nuevos posts, con información y técnicas para mejorar tus escritos.

Comentarios

  1. Enriquillo Rodriguez Amiama

    Hola Diana!

    Muchas gracias por tus consejos para nóveles escritores como yo. Excelente página! Me voy a inscribir para recibir tus correos.
    Había dedicado toda mi vida al arte pictórico pero hace tres años quise dar un giro y dedicarme a escribir en serio (he escrito desde niño pero como pasatiempo). Un abrazo desde Santo Domingo!

    1. Me alegro de que te haya sido de utilidad, Enrique, y ánimo con esa escritura. Estamos en contacto por aquí y ya te llegarán mis emails cuando te suscribas,
      un saludo!

  2. Adriana Beascoechea

    Hola Diana!!!
    Gracias! En este valle de falta de confianza en el que vivo, me ha ayudado muchísimo tu publicación. Siempre escribí desde niña, pero no lo hago con método ni regularidad y es bueno saber que la constancia y la organización pueden hacer diferencia y mejorar nuestras producciones.
    Te saludo afectuosamente desde mar del Plata, Argentina.

    1. Me alegra que te haya servido y que te anime a seguir escribiendo. Ya ves que en realidad el truco para ir mejorando es, en realidad, sencillo… Un saludo! 🙂

  3. Está claro que uno es su peor enemigo. El síndrome de la página en blanco es solo el miedo a no poder conseguirlo. Es un círculo vicioso del cual es complicado salir.

    1. Ser consciente de ello es el primer paso para saltar. Sólo queda hacerlo… como tú dices, más fácil decirlo que llevarlo a cabo, pero no hay otra más que ponerse a ello una y otra vez. Verás como acaba saliendo.
      Abrazos y ánimos!

  4. Esmeralda

    Hola Diana. El truco -como bien lo dices- es sencillo. Gracias por tu aportación. Ahora, seguirlo, nos compete a todos los que deseamos seguir escribiendo. Desde Zihuatanejo, Guerrero, México. Saludos!

  5. Hola, muchas gracias por este buenísimo artículo, descubrí tu sitio hace poco y te estoy leyendo a menudo tus buenos consejos para escribir… lo que más estoy haciendo últimamente además de leer bastante, es escribir mucho y espero ir mejorando poco a poco, de nuevo gracias.

    1. Hola, Ángela: la receta que estás siguiendo seguro que va a dar muy buenos resultados en breve.
      Ya sabes que puedes apuntarte a mi lista de correo para que te avise de todas las novedades y los nuevos artículos del blog. Seguimos en contacto, un saludo afectuoso 🙂

  6. Muy buenos consejos. Es verdad, la mejor herramienta para avanzar en la escritura está en nuestras manos: no soltar la pluma, no dejar de hacerlo. 🙂
    Por cierto, muy buen portal. ¡Felicidades!

  7. Gracias. GRACIAS de nuevo. Estos tips son muy valiosos para mí. Hasta hoy no voy tan mal entonces, pero vale mucho leerlos de una experta. Un gran saludo. (Cancun, Mx).

  8. Dora Ruiz Naranjo

    Buenos días. . Que gran lección de vida, es un buen mensaje para que todas las personas sin límite de edad tengamos en la memoria que leer y escribir van de la mano y aplica en todo lo que gira en la vida, como empezar y terminar lo que hagamos pero hacerlo bien desde el comienzo y seguro que llegas al éxito.

  9. gracia

    Es lo MEJOR que este medio puede ofrecer, qué gran Labor la suya Diana y qué afortunados somos los que la podemos LEER y seguir, ¡Enhorabuena por su BLOG¡¡¡ y muchas gracias por compartir algo tan Bonito¡¡.

  10. Romina

    Ay Diana, por experiencia de te diré que los malos escritores sufren a veces un bloqueo para escribir no es que no quieran escribir y terminar su historia, no pueden hacerlo en su sentido literal., lo viví hace años y lo he visto en otros escritores.
    Muchos sufren algo así como depresión crónica de escritor pues creen que lo que escriben no vale para ser publicado, nadie se interesa en lo que escribes o también problemas de índole personal.
    Pero esto es transitorio.
    Sin embargo hay quienes se estancan en publicar una novela o dos y luego como son incapaces de escribir un nuevo libro o terminar el que tienen ve a muchos audaces publicar por su cuenta en amazon y allí es dónde surge su envidia su odio mal llevado e incomprensible, rumian todo el tiempo y son quienes más pierden tiempo pendientes de otros que sí escriben y publican.
    yo soy una de esas audaces que se tiró al agua publicando por su cuenta porque ninguna editorial seria se interesó en mis novelas y allí estaban: en mi ordenador dormidas esperando que pasara algo, y en mi camino he encontrado perlas y muchos dardos de los cuales he aprendido. y necesito seguir aprendiendo.
    Todos necesitamos escribir mejor, lo peor que puede hacer un escritor es sentir que lo sabe todo sobre escribir, siempre se puede mejorar.
    Ese es el consejo más sabio.
    Y no importa cuánto spam o publicidad hagan de los escritores en la web
    no son ni la mitad de buenos que dicen
    los que son buenos no necesitan sacarse cartel ni sobornar a otros para conseguir reseñas en amazon, ni hacer trampas.
    Escribir no es freír churros amiguines, ni escribir para vender yo agregaría que malos escritores son aquellos que se dedican a hundir a los demás para llegar ellos y también los que se ríen de la gramática y se molestan si uno les dice que tienen faltas.
    en fin, el tema da para mucho más.

    1. Hola, Romina: no he dicho en ningún momento (y espero que no se deduzca de mis palabras) que las personas que sufren un bloqueo es que «no quieren escribir». El bloqueo es algo que puede ser muy serio y puede tener raíces incluso sicológicas o relacionadas con la auto-estima u otras cuestiones.
      De este tema tratamos muchísimo en el curso que imparto por internet, «Rompe el bloqueo y empieza a escribir» y en él describo hasta nueve posibles causas por las que una persona puede estar bloqueada.
      En cuanto a este artículo, está dirigido solo a personas que, por alguna razón, finalmente nunca se ponen a escribir -pero no por bloqueos, sino por otras cuestiones.
      Un saludo afectuoso

  11. Maroussia Karax

    Hola Diana,
    Fantástico tu artículo. Estoy de acuerdo en todo lo que dices excepto en una cosa. Un buen escritor acepta las críticas. Discrepo. He publicado tres libros y jamás acepto una crítica por que si lo hiciera , me daría por vencida.
    Hay críticas constructivas, pero un 10% de todas las que se reciben.
    Un saludo.
    M. Karax

    1. Hola, Maroussia: se sobreentiende que hablamos de las críticas constructivas, claro. Las negativas no hay que hacerles caso: por ejemplo, si alguien llega y te dice «Esto es una mierda, no me ha gustado nada», pues ni caso, por supuesto.
      La crítica constructiva siempre es:
      1/ Educada y respetuosa, con tu trabajo y con el tiempo que le has dedicado.
      2/ Calmada
      3/ Se apoya en ejemplos concretos y te dice por qué no le ha gustado esa parte de tu trabajo.
      Un saludo afecutoso y adelante con esos escritos!

  12. Diana cada vez que siento decaer mi motivación, escribes un post que me motiva, muchas veces nos dejamos llevar por frustraciones o la rutina de cada día. Estoy muy contenta de haber descubierto tu blog. Saludos

    1. Me alegra muchísimo y, a la vez, me motiva a mí a seguir adelante con el blog. Un abrazo y que sigan avanzando esos escritos… sin parar 🙂

  13. Marina Dor

    Está muy bien y copiado de internet, que eso ya circula en forma de infografía desde hace tiempo.

    Saludos

    1. Por supuesto que circula, ¡la he hecho yo misma, a partir del artículo! Si te fijas en la fecha (y en los primeros comentarios), el artículo tiene ya más de año y medio y el infográfico («infografía» no es una palabra correcta, aunque la gente la usa) está compartido desde Portaldelescritor, que es el Portal que dirijo, como se ve en mi biografía y en la cabecera de esta misma página.
      Las cosas «de internet» también salen de algún sitio, alguien las escribió y las hizo primero, y en este caso estás delante de la autora, tanto del artículo, como del infográfico, que puedes ver aquí, en el facebook de Portaldelescritor, donde la hemos publicado varias veces y mucha gente ha compartido: https://www.facebook.com/portaldelescritor/photos/a.230679710448129.1073741827.230310720485028/624269914422438/?type=3&theater
      Date un paseo por mi blog, verás muchísimo contenido relacionado con la escritura y todo surge de mi experiencia de 20 años como profesora de escritura, de lo que he visto en mis alumnos y lo que he enseñado, incluido todo lo que aparece en este artículo. Un saludo afectuoso.

  14. María Eugenia Núñez

    Excelente artículo, Maestra Diana.. soy periodista y bien aplica todas tus observaciones a todo el oficio de escribir. Un gran abrazo y muchas gracias por su estímulo!!!

    María Eugenia Núñez/Venezuela

  15. Susana Martínez Puentes

    Hola Diana: Gracias por tus consejos. Me considero escritora. Pertenezco a un grupo-taller al que acudo cuando puedo. Ese taller tiene una pequeña editorial «Haz Milagros» y hace unos años me publicaron mi novelita: Juegos Revueltos.. También he escrito cuentos y junto con otros compañeros autores, la misma editorial sacó el año pasado otro libro «Cuentos de verano para leer en invierno». En él se recopilan todos los relatos enviados a diario 16 digital durante el verano pasado. Por eso digo que me considero escritora… Pero de repente tengo esos bloqueos que me duran días, semanas… en las cuales me mortifico y critico por ir postergando el momento de retomar los escritos que están sin terminar. De hecho tengo una novela a la que le falta un último capítulo (ahora va a hacer dos años que la empecé), y la tengo más que olvidada. En fin, perdona esta parrafada, pero el solo hecho de poder referir mis cuitas, en este momento, a alguien me produce alivio y me siento menos «mala escritora». Eso sí, leo todos los días, es una adicción de la que no me puedo sustraer. Un besazo y gracias por existir.

    1. Hola, Susana: es común tener temporadas de sequía… pero esto que comentas de tener una novela a un capítulo de terminar y abandonada… eso ya es más preocupante. No terminar lo que empezamos suele ser un síntoma de miedo, un auto-sabotaje. Te recomendaría apuntarte a mi curso «Rompe el bloqueo», que comienza en breve, donde exploramos precisamente todo esto.
      Si no, al menos, lee estos artículo donde doy consejos que te pueden venir bien especificamente:
      http://dianapmorales.com/2016/06/blog/quieres-alcanzar-la-excelencia-en-el-oficio-de-escribir-u-otros-esta-es-la-clave/
      http://dianapmorales.com/2015/12/blog/que-tipo-de-escritora-eres-y-un-consejo-para-ti-2/

  16. Lleva mucha razón este artículo: nos ahogamos en un vaso de agua para darle vida a nuestros anhelos, buscando la perfección de los mismos en vez de encontrarlos en el camino. Y esperamos que todo nos salga bien, dejando de lado la práctica constante y, sobre todo, la creación del hábito.

  17. Ozu Novelas

    Mas bien parecen consejos de SUPERACION PERSONAL. El escritor escribe por inspiración. La inspiración no está sujeta a tiempos. El arte no tiene tiempo ni está sujeto a límites de entrega. Las grandes obras como la Iliada, La Odisea, La Eneida. No estuvieron sujetas a prisas ni a que a alguien les gustara o no. Había una gran historia qué contar, un estilo inconfundible, una retórica formidable, un mensaje épico inolvidable. Estos factores hicieron de tales libros, verdaderas obras maestras. Y como tales no han pasado de moda, ni pasarán de moda. Seguirán los siglos y a través de las edades se seguirán disfrutando enalteciendo lo mejor de las personas en cualquier tiempo. Así son las obras maestras de un orden superior. Nunca pasan de moda.

    1. Efectivamente. Pero es que para convertirse en escritor/a, hay que SUPERARSE, hay que crecer, tanto como persona, como autor/a. Y para llegar a escribir buenos libros es imprescindible tener buenas costumbres y buenos hábitos y rutinas.
      Poco sabemos de cómo escribía Homero, al que citas en tus ejemplos, pero sí sabemos que los autores más contemporáneos -todos- tenían rutinas de escritura y no simplemente esperaban a que «les llegara la inspiración». En este artículo puedes ver muchos ejemplos: http://www.lavanguardia.com/vangdata/20160517/401849254156/rutinas-famosos-creativos.html
      El mismo Edgar Allan Poe comentaba que escribir «inspirado» era un mito, y que los autores solían esconder, en aquella época, todo lo que implicaba ser escritor: horas de trabajo, tachones, revisiones, etc… Hoy en día está totalmente abandonada la idea de que la escritura es algo que se hace sólo cuando apetece -salvo, quizá, los poemas.
      Yo misma, como profesora de escritura durante más de 20 años, he visto cómo, aplicando estos hábitos y rutinas, los escritores mejoraban a ojos vista. No es tan importante el talento inicial como uno pudiera pensar; es más valiosa la persistencia y las rutinas. Lo he visto a lo largo de muchos años de práctica con muchas personas que han estado bajo mi tutela y ahora son autores publicados. Un saludo. 🙂

  18. osiris

    hola Diana muchas gracias por tus consejos me podrías proporcionar tu FB por favor?

  19. Nínive

    Pues yo me siento frustrada, en todas partes me recomiendan coger hábito, escribir a diario, leer más sobre escritura, y desde que lo hago, he empeorado muchísimo. Pero mucho. No sólo mis lectores beta me lo han hecho notar, en los talleres online en los que participo también lo noto (recibo más críticas, y muchos comentarios del estilo «no siempre se puede estar inspirado» cuando no un silencio que atrona 🙁 ).
    Antes escribía sólo cuando me apetecía y quizá era menos consciente de mis errores pero estaba más inspirada, ahora me cuesta más, y aún asi me fuerzo a mantener el hábito pero me siento muy frustrada.
    Todos me aseguraban que mejoraría con constancia y no me funciona, no sé qué hago mal.
    Sigo leyendo mucho cpmo siempre he hecho pero me siento como vacía de ideas, antes escribía ideas en todas partes cada dia,aunque no las llegara a trabajar mucho. Ahora si se me ocurre una al mes me doy por contenta. Noto que lo que escribo ahora es forzado, como menos genuino…
    Está empezando a agobiarme, estaba muy ilusionada, esperaba empezar a ver resultados y es todo lo contrario. No sé qué hacer. Me dan ganas de llorar.:(

    1. Nínive, creo que hay mucho ahí debajo, miedos, etc. Te recomendaría -si te animas y te lo puedes permitir- mi curso ROMPE EL BLOQUEO (https://portaldelescritor.com/cursos/curso-expres-rompe-el-bloqueo-y-empieza-a-escribir/ ), porque es un taller en el que se trabaja muy en profundidad y se descubre qué ocurre, qué hay debajo, por qué nos frenamos, o nos auto-saboteamos (lo que me cuentas me suena a esto último, y suele aparecer cuando tenemos inseguridades).
      De todas formas, también te digo que siempre hay un período de estancamiento antes de verdaderamente dar un salto de calidad en nuestra escritura o en nuestro oficio creativo, por lo que puede que se trate solo de una fase.
      No creo que el hábito sea el problema, como ves, pero si, efectivamente, te hace sentir mal, déjalo por un tiempo. Mi última y GRAN RECOMENDACIÓN, la que no debes saltarte: LEE BUENA LITERATURA. Devórala. Escoge clásicos que te gusten, libros que tengan buenas críticas, premiados, etc… y lee con pasión. Eso te va a dar ideas, ganas de escribir y te va a abrir caminos en tu escritura. Un abrazo y ánimo, que pronto verás resultados, ya verás.

      1. Nínive

        Eres maravillosa, Diana, y , en cuanto pueda, me apuntaré al curso. Supongo que tienes razón, soy muy insegura, mis padres lo son y es imposible transmitir confianza o enseñarla si no la tienes. Siempre dudo de mi propia valía y por mucho que me repitan que tengo mucha imaginación o que escribo bien, siempre me parece que me lo dicen por quedar bien. Por el contrario, cuando recibo una crítica, se convierte en la verdad absoluta esculpida en piedra en mi mente. Escribo desde que era una cría pero durante mucho tiempo era algo privado porque me daba vergüenza. Estaba convencida de que eran tonterías que a nadie le gustarían.
        Luego empecé a escribir fics y me animé a compartir lo que hacia pero he seguido con la misma pauta desde hace tiempo: comparto escritos, gustan y recibo feedback, de pronto, entre cien buenos comentarios, hay una crítica no constructiva, me deprime, empiezo a sentirme vacía y poco a poco, dejo de escribir un tiempo (a veces un año, a veces incluso más), pero al final vuelvo a escribir y otra vez igual.
        Esta es la primera vez que intento apostar por hacerlo más en serio, me he apuntado a talleres online, escribo en foros, y no estoy recibiendo malas críticas aunque si noto que no son tan entusiastas como antes, ya me deprimo.
        y además, cuanto más hábito tengo, peor me parece que lo hago.
        Cuando he leído lo de sabotearme a mí misma, me he sentido muy identificada. Es muy posible que esté haciendo eso. Creo que me da vértigo no haber encontrado aún algún obstáculo.
        Muchas gracias por el consejo! Suelo leer mucho, de todo, y buena literatura sin duda siempre! 🙂
        y gracias sobre todo por responderme porque me ha sentado como una bofetada pero para bien. xD
        No dejaba de buscar una causa externa, algo que estaba haciendo mal…cuando mis demonios siempre están dentro y debería haberme dado cuenta sola.
        Muchísimas gracias Diana. Todo lo que compartes, de modo gratuito, es increíble. Pocos lo hacen.
        No me queda ninguna duda que, en cuanto pueda permitírmelo, escogeré uno de tus cursos. Sólo por la empatía que me has demostrado, sé que valdrá la pena. 🙂

        Me ha llamado mucho la atención lo que comentas de que «antes siempre hay un período de estancamiento antes de verdaderamente dar un salto de calidad en nuestra escritura», nunca lo había escuchado y me ha intrigado. Con tu experiencia docente en este campo, ¿es algo que has visto mucho?. Has escrito algún artículo sobre ese tema, porque me encantaría leerlo.
        Enormemente agradecida.
        Nínive

  20. Malena

    Hola Diana!. Leo tu blog desde hace poco. La verdad, transmites positivismo y mucho ànimo. Sin embargo, soy de esas personas que tienen miedo a escribir, mejor dicho, comenzar y fracasar. He realizado bastantes trabajos de redacción y parece que sí que gusta, pero ya se sabe… son amigos. En tu opinión, qué me recomendarías?

    1. Dejar de preocuparte tanto por si gusta a los demás, y preocuparte por DISFRUTAR TÚ MISMA. E ir saliendo a la luz poco a poco. Pero lo primero es fundamental. ¿Qué es eso de fracasar? Si escribes y terminas lo que escribes NUNCA es un fracaso. Es una parte del aprendizaje y, además, te lo has pasado fenomenal, ¿verdad? Disfruta y ve eliminando esas palabras de tu vocabulario, que, poco a poco, nos carcomen. Un abrazo, Malena y ánimo, que vas muy bien.

  21. Arturo

    Son conceptos muy personales y sin analizar los motivos de que los escritores «profesionales» escriban, la realidad es que todos quieren ser publicados y que sus obras sean leídas y el que diga que no, esta mintiendo.

    ¿Que placer mas grande puede tener un escritor que ser leído? y no solo que sean leídas sus obras, sino vivir bien de su arte.

    Respecto a eso de que lean los borradores los amigos, difiero un poco, los que tienen que leer los borradores deben ser persona que sepan mucho respecto a la literatura, como; redacción, ortotipografía, filología, corrección gramática, etc. en pocas palabras; personas expertas en literatura.

    Con todo respeto

    Arturo

    1. Nadie dice que los escritores no quieren ser publicados y leídos. ¡Por supuesto! Pero lo que se analiza en el artículo es que tenemos la idea romántica de que los escritores y escritoras que admiramos viven solamente de escribir y eso no suele ser así. Por eso no hay que considerar un fracaso (o no considerarte escritor/a) por tener un trabajo aparte que pague tus facturas.
      Respecto a la lectura de amigos: una cosa no quita la otra (y, de hecho, en el artículo se mencionan ambas opciones).
      La opinión de amigos es buena, en un principio, para que te digan si el libro tiene algo de interés, si hay partes aburridas o en las que la trama es confusa. La revisión profesional es un salto posterior, mucho más detallado. Pero no por ello esas primeras impresiones de amistades dejan de ser útiles: pueden pedirse incluso mientras se está escribiendo la novela (mientras que para la opinión profesional lo normal es enviarla terminada) y darte claves que te ahorren tiempo de reescritura.

Escribe tu comentario