¿Qué tipo de escritor/a eres? (y un consejo para ti)

Encuentra cuál de estos  9 tipos de escritor eres y descubre cuál es tu punto fuerte y cómo mejorar en tu camino a la escritura profesional.

Están descritos con un poco de humor, pero sus características son reales en muchos escritores que empiezan. Busca en qué tipo (o tipos) encajas y toma nota de los trucos para mejorar :-).

¿Listo/a? Allá vamos:

1. Mr Perfect:

Simpsons01Si eres el escritor perfeccionista, entonces no estás contento hasta que todo quede perfecto. Eres muy exigente contigo mismo.

Tu punto fuerte: Cuando terminas algo, el resultado es óptimo, mucho mejor que el de la mayoría de las personas que escriben. Te esfuerzas muchísimo por aprender y mejorar.

Tu punto débil: Te resulta difícil terminar las cosas y sufres muchos bloqueos, ya que a cada paso te detienes para revisar. Cuesta mucho que quedes satisfecho.

Truco para mejorar: Separa el momento de crear del momento de revisar. Recuerda que todo escritor tiene dentro un niño que crea y un adulto que pone orden, pero nunca deben estar juntos en la misma habitación al mismo tiempo. Date permiso, en tu momento “creativo” para ser imperfecto y avanzar, sabiendo que más tarde lo revisarás todo.

2. El tímido/a:

simpsons08Si eres un escritor/a tímido escribes casi en secreto. Sólo una o dos personas muy cercanas saben que escribes -en ocasiones, no se lo has dicho ni siquiera a tu pareja. Por supuesto, casi nadie ha leído nada de lo que escribes.

Tu punto fuerte: Eres una persona muy introvertida y seguramente eso te dará mucho material sobre el que escribir. Tienes un mundo interior muy grande.

Tu punto débil: Te da vergüenza o miedo salir a la luz y escuchar la opinión de los demás sobre lo que escribes. Esa inseguridad te puede frenar y cerrarte muchas puertas.

Truco para mejorar: La única forma de vencer algo a lo que tienes miedo es… hacerlo. Pero puedes saltar con red: enseña algo de lo que escribes a un buen amigo o amiga, que sepas que tiene buena opinión de ti. Ve saliendo al exterior poco a poco. También puedes crear un blog y publicar de forma anónima, para ir cogiendo confianza.

3. El/la Humilde

simpons06

Si eres escritor “humilde” (y conozco muchos, y sobre todo, muchas) tienes muy claro que aún te falta mucho camino por recorrer en la escritura. No sueles presumir de lo que escribes, más bien al contrario: sueles quitarte méritos.

Tu punto fuerte: Sabes aceptar las críticas y los consejos y gracias a ellos vas mejorando poco a poco tu estilo y tus escritos.

Tu punto débil: No sabes venderte y no valoras tu propio trabajo y tu propio esfuerzo. Cuando alguien te habla de tus escritos los menosprecias (“es sólo una novelita de nada”, “no es gran cosa”, “no tiene importancia”…) y te cuesta mucho hablar de ello, cobrar por tus libros y promocionarte.

Truco para mejorar: Fíjate en ti mismo/a cuando hablas de tus escritos y nota cuándo estás restando importancia a lo que haces. Date cuenta de que los demás lo valoran más que tú: ¡no todo el mundo escribe, ni mucho menos termina sus escritos! Acepta los cumplidos con un simple “gracias”: te los mereces.

4. Escritor “Parchís”

simpsons07El escritor “parchís” es el que “come una y cuenta veinte”. Hace poco y presume mucho. Una vez, hace años, escribió un cuento y un par de poemas y desde entonces los pasea por el mundo como su gran obra, llamándose a sí mismo escritor aunque no ha escrito nada desde hace mucho.

Tu punto fuerte: Sabes venderte y no te da miedo salir ahí fuera y darte a conocer. Eres una máquina de la auto-promoción. Tienes mucha seguridad en ti mismo.

Tu punto débil: Tu falta de constancia y de auto-crítica pueden conseguir truncar una carrera que, con tus dotes sociales y de márketing, podría ser un éxito.

Truco para mejorar: Recuerda que, mientras vivimos, siempre nos quedan cosas por aprender. No lograrás alcanzar la cima si crees haber llegado ya. Date cuenta de que aún te queda mucho por hacer. Ponte, además, como norma, no hablar ni presumir más que de textos que hayas escrito en las últimas dos semanas. Eso te animará a ponerte las pilas y empezar a producir.

5 . Escritor multitask

simpsons03Si eres un escritor “multitask” siempre estás trabajando en varios proyectos a la vez… de escritura, e incluso de otras disciplinas creativas.

Tu punto fuerte: Eres una persona muy creativa, espontánea y con grandes ideas que te lanzas a llevar a la práctica con entusiasmo e ilusión.

Tu punto débil: Pasas de un proyecto a otro sin llegar a concluir ninguno de ellos. No disfrutas, por tanto, del fruto de tus esfuerzos.

Truco para mejorar: Ponte a “dieta de proyectos”. De la misma forma que otros se ponen a dieta, elige tú un único proyecto (uno poco ambicioso y sencillo) y limítate a trabajar en él hasta que lo hayas concluido. Recuerda que, como dice el escritor Neil Gaiman “Aprendemos finalizando las cosas”.

6. Procrastinador/a

Ya sabes lo que significa este palabro, ¿verdad? Retrasar el momento de la acción, dejar las cosas para más adelante… Pocos escritores hay que no tengan un poco de este tipo.

simpsons04Tu punto fuerte: Te gusta estar preparado para hacer las cosas y, así, intentas no meter la pata. Te gusta informarte bien y buscar el momento y el ambiente ideal para trabajar, ayudando así a que el trabajo te salga bien.

Tu punto débil: En esa búsqueda del “momento ideal” y de la “preparación total” vas retrasando lo más importante: escribir. Siempre parece haber algo más urgente que hacer o, por la razón que sea, aún no te ves preparado.

Truco para mejorar: Elige un día y hora a la semana para escribir y anúncialo a tu familia, pareja, amigos, redes sociales, etc. Trata que sea inamovible. Busca, si quieres, algún amigo/a que asuma el mismo reto contigo y tomáoslo como un juego.

7. Fancritor

simpsons09Si eres un escritor-fan (o fancritor) tus escritos siempre intentan parecerse a los libros de alguno de tus ídolos.

Tu punto fuerte: Escribes de forma regular y tienes una meta clara. Sabes lo que quieres. Aprendes a escribir imitando el estilo de otro escritor.

Tu punto débil:  Al imitar a otro escritor no estás hablando de lo que es importante para ti, ni lo estás diciendo con tus palabras. Esconder tu personalidad en pro de una moda puede volverse en tu contra, en cuanto ese escritor tan afamado desaparezca del panorama editorial.

Truco para mejorar: Imitar puede ser una buena forma de empezar, pero si queremos avanzar en nuestro oficio tienes que encontrar tu propio estilo personal. Sólo así desarrollarás tu talento hasta tu máximo potencial. Te recomiendo leer mi libro “En busca del estilo propio” y llevar a cabo los ejercicios para descubrir cuál es tu camino en la escritura.

8.  Escritor McDonalds

simpsons02Para este escritor, la cantidad es más importante que la calidad. Escribe en grandes cantidades, sin parar ni detenerse mucho en cada relato o novela.

Tu punto fuerte: Tienes una gran producción de textos y nunca te quedas bloqueado. Puedes llegar a ser un buen escritor de Best Sellers.

Tu punto débil: Al pasar tan rápidamente de un trabajo a otro, no le dedicas el tiempo suficiente a la revisión y, por lo tanto, tu texto puede resultar no tener tanta calidad.

Truco para mejorar: Justo la misma medida que el escritor perfeccionista, pues os sirve a ambos. Asegúrate de reservar un tiempo específico para revisar y retocar cada capítulo, cada relato, cada novela. Apúntate a cursos y talleres para mejorar y para aprender técnica y redacción.

9. Torturado/a

simpsons05

Si eres del tipo “torturado” eres un artista nato que busca expresar su original punto de vista a través de su escritura. Te gusta experimentar y en muchas ocasiones la escritura te sirve también para expulsar tus demonios.

Tu punto fuerte: No te importa el qué dirán ni las modas. Tu estilo suele ser personal y diferente.

Tu punto débil: Tal vez lo que te cuesta, en este caso, es llegar al lector.

Truco para mejorar: Busca la mitad de camino entre lo que tú quieres decir (y cómo quieres decirlo) y el lector. Por ejemplo, ese tema tan personal del que quieres escribir a lo mejor llega mejor a los lectores si lo pones en la piel de un personaje inventado muy diferente a ti. No se trata de hacer concesiones, sino de encontrar la puerta para que entren en tu mundo.

¿Y tú? ¿Qué tipo de escritor/a eres, a cuál te pareces más? ¿Te ha servido el post? ¿Te quedan dudas?

Diana SUPERPEQUE ROJARECUERDA QUE, SI QUIERES DAR UN SALTO CUALITATIVO EN TU ESCRITURA, puedes apuntarte a mis TALLERES LITERARIOS POR INTERNET en Portaldelescritor  y empezar a escribir con mi apoyo y revisiones, en compañía de otros escritores. En breve comienza mi taller online “Comienza tu novela” y “Comienza tu novela de fantasía o ciencia-ficción, así como mi Curso de Microrrelato.

Y también puedes seguir aprendiendo con mis ebooks:

en busca (2) 200 IDEAS PARA ESCRIBIR 2

Comments

  1. Fernando Diago

    Guau!!! Creo que tengo un poco de todos, je, je. Pienso que soy una mala madrte, porque después del parto abandono a mis criaturas. Uno escribe porque necesita liberar demonios (al menos en mi caso es así). Cuando los encierra en el ordenador, se esfuman, desaparecen y dejan de incordiar. Que otros los lean, es secundario.

    1. Diana

      Bien sé que no los abandonas, Fernando, los trabajas muchísimo después. Aunque te sientas identificado con varios tipos, todo se puede ir mejorando poco a poco… y seguro que no es para tanto. Abrazos 🙂

  2. francisco urbano

    Hola Diana

    Hace varios años, realice un curso de poesia con uno de tus colaboradores.

    En la tipología que expones no me siento representado de una manera plena, por otro lado, creo yo que es lógico, aunque tal vez el “humilde”, se acercaría más a mi tipología, por el hecho de no dar excesivo valor a lo que escribo a nivel de divulgación entre mis amistades. No obstante pensamientos y poemas que almacenaba en mi ordenador y que le gustaron a mi esposa e hija aprovechando mi cumpleaños me los publicaron editando un libro.como regalo, y que ya unos cincuenta regale en dicha fiesta.
    Mi manera de escribir “poesia” es por inspiración sin forzar, con tematicas diferentes y algunas originales; estoy satisfecho con la mayoría, teniendo en cuenta que para su publicación no pude escoger. Escribo para desahogar mi alma y tranquilizarme, es una terapia que recomiendo a mis amigos cuando los veo angustiados “cuéntale” al ordenador tus problemas les digo………..
    Me gusta escribir mi biografia, y lo estoy haciendo a ratos, sin prisa, tengo un guión de hechos y el que aquel dia me apetece más escribir lo realizo, y asi van aumentando los capitulos, y voy recordando y descubriendo aspectos que se me habian ya olvidado..
    Bueno Diana, he querido explicar torpemente mi manera de enfocar la escritura, de plasmar pensamientos y recuerdos en el campo del poema y en el de la prosa, a mi me funciona como nelitivo a las heridas que la lucha diaria nos produce, y contra las cuales debemos encontrar un remedio, que nos ayude a proseguir nuestra senda vital..

    Saludos cordiales

    1. Diana

      Recuerda valorar lo que haces, Francisco. La humildad es algo bueno mientras nos sirve para aceptar críticas y para mejorar… pero también hay que dar valor a nuestro esfuerzo. El trabajo creativo tiene mucho mérito,

      un saludo afectuoso

  3. Me gustan las analogías con los personajes de Los Simpson. Me siento identificado con varios de ellos para bien y para mal. Lo bueno en todos los casos es que para poder mejorarlos, un consejo válido para todos es practicar todos los días.

    Gracias por tus aportes Diana.
    Un saludo.

    1. Diana

      Exacto, Alberto, buen resumen. 🙂 En cualquier caso, espero que mis “trucos” os sirvan también para guiaros un poco. Saludos!

  4. Mónica

    Hola, Diana:
    Me identifico con el caso 1. Mr Perfect y el 3 La humilde. Siempre creo que lo que hago es imperfecto y corrijo, corrijo, corrijo y corrijo. Después que lo termino digo: ¿Habrá alguien que le interese leerlo?
    Saludos desde Buenos Aires.

    1. Hola, Mónica: pues ya sabes… para no frenarte a la hora de escribir, separa siempre el momento de escribir del de corregir y da una obra por terminada en un plazo máximo (por ejemplo, tres correcciones). Puedes pasárselo a alguna buena amiga, a ver si le gusta, ¡verás como sí! Abrazos

  5. Juanmi46

    Genial todo el spot, Diana. Me ha encantado el paralelismo con Los Simpson. ¡Muy divertido! Yo me identifico con varios tipos… Repaso, repaso y repaso y nunca creo que está bien. (¡Hasta ahora!) Pues el truco que sugieres me ha aclarado perfectamente este punto. Por otra parte mis escritos no los conoce nadie y muy pocas personas conocen esta faceta mía.
    Pero bueno, me animo porque este trabajo tuyo abre caminos y, al menos a mí, me será muy útil.
    Ah, acabo de abonar el importe para adquirir tu nuevo libro.
    Gracias, por todo.
    Juanmi

    1. Estupendo, Juanmi, me alegro de que te haya servido. Efectivamente, aunque los trate un poco de broma, estas características están ahí y raro es el escritor que no comparte al menos una o dos. Pero escribiendo vamos mejorando 🙂
      Un saludo y espero que el libro te guste también! Cualquier comentario que me quieras hacer sobre él será bien recibido.

  6. Sin duda yo soy del tipo 2, pero estoy saliendo a la luz, pese al miedo. Publicando de forma anónima en un blog. A ver si venzo al miedo.

    1. Diana

      Lo dicho, Ariel… la única forma de vencer al miedo es hacer lo que te da miedo y comprobar que no pasa nada. 🙂 Ve saliendo poco a poco, verás como fuera sólo hay gente que está deseando leer lo que escribes. Un saludo afectuoso

  7. Delamarazul

    Gran articulo Diana,
    Me siento una mezcla de , Miss perfect, Timida y Torturada.

    Me encantan los detalles y repaso cada escena en mi cabeza mil millones de veces después de escribirla e incluyo o borro detalles hasta quedar totalmente satisfecha.
    Por otro lado, mi pasión por la escritura es casi un secreto de confesión que solamente mi pareja conoce.
    Y por ultimo quizas con la que mas me identifico, es con la torturada, no me importa lo que piensen de mi estilo ya que solo escribo para mi misma y mas que nada para liberar mis propios demonios, en cada una de mis historias encierro o reflejo una vivencia propia que nunca cuento en primera persona sino a través de mis personajes y así consigo desahogarme con el ordenador.

    1. Qué curioso que, al mismo tiempo, no te importa lo que los demás piensen y, sin embargo, revises sin parar lo que escribes. No suelen darse esas dos características juntas. Espero que mis truquitos te sirvan para seguir avanzando en tu camino a la escritura,
      un abrazo!

  8. Delmarazul

    Hola Diana,

    Pues en lo que me dices, no había reparado yo, y si lo pienso, pues si, es una contradicción, pero es que soy muy muy perfeccionista en casi todas las facetas de mi vida y tengo siempre muchas ganas de superación.
    Tus consejos me ayudan siempre.
    Saludos

  9. Lola Ramírez

    Diana, me encanta tu post. No te ha faltado ninguno.

    Tus aportaciones siempre son valiosas. La ayuda que nos prestas a los que participamos en tus talleres grupales, pero sobre todo la manera en que lo haces, es fantástica

    Muchas gracias por ayudarme a crecer y a aprender en esta maravillosa tarea de crear.

    Por cierto tu libro “En busca del estilo propio”, muy didáctico.

    Besos

    1. Ay, muchísimas gracias, Lola. Para mí es un placer poder trabajar con vosotros 😀 😀 Me alegra que te haya gustado el libro, ya me comentarás en la próxima clase 😉 Besos!!

  10. Alejandro Pérez García

    En primer lugar, Diana, agradezco cuanto haces para mejorar en esta pasión ineludible de escribir. He vivido de los números pero desde pequeño me he divertido con las letras. He publicado dos libros (uno de cuentos y una novela, con formato de diario) animado por amigos escritores que viven de la Literatura. De no haber sido por ellos, por uno en concreto, no habría dado tal paso. ¡Ese es mi problema! Nunca creo que algo de lo que escribo tiene una calidad aceptable. Eso me obliga a escribir, reescribir, revisar y volver a revisar. Nunca veo el momento de dar un trabajo por terminado. Actualmente estoy trabajando con dos colecciones de relatos y una novela. No se lo digo a nadie porque no quiero que me agobien para editar; quiero estar seguro de que cualquiera de esos trabajos esté a punto. Ese es mi problema, a veces, obsesivo. No sé. Consciente de que nunca llego a ese nivel que busco, mis desvelos son constantes.

    Agradecido por todo, recibe un abrazo fuerte.

    P/D: Estoy intentando comprar en BUSCA DEL ESTILO PROPIO, pero al hacer el pago con tarjeta me surgen problemas. Lo intentaré mediante transferencia.

    1. Hola, Alejandro: Efectivamente, el exceso de perfeccionismo es uno de los problemas que aquejan a muchos escritores, incluso famosos. ¿Sabías que el mismo Gabriel García Márquez decía que editaba sus libros “para no corregirlos más”? Desgraciadamente, como indico en otra parte del artículo, la única manera de enfrentarse a un miedo (en este caso, el miedo de que no esté perfecto) es… saltando sin red.
      Prueba a hacer esto: date un tiempo límite para la revisión (un mes, dos meses, dos semanas… el que quieras, pero no más de dos meses) y prepara una edición privada para esa fecha, de forma que no puedas echarte atrás. Tendrás tiempo sobrado para revisar lo que necesites, pero también una fecha límite para dar el siguiente paso. Puede ser una pequeña edición privada para amigos, o puedes elegir publicarlo en tu web, o blog, o enviarlo por email a amigos. Seguro que les va a encantar… y si alguno te indicara que algo no está perfecto, ¡no te preocupes! Para eso se inventaron las segundas ediciones 😉

      Un saludo afectuoso y mucho ánimo. Y si no consigues completar el pago para el libro avísame y vemos cómo hacer.

      1. Alejandro Pérez García

        Muchas gracias, Diana, por tu respuesta. Tus sabias indicaciones seguro que me van a ayudar. Está claro que debo frecuentar más este rincón que tú diriges con tanto acierto.

        Ya conseguí hacer el pago mediante transferencia. Estoy esperando recibir el libro.

        Agradecido, recibe un abrazo.

  11. Soy multitask. Aunque ya tengo listas 5 compilaciones de microcuentos, me falta un editor para publicar. Y ya estoy concentrado en otras series de cuentos. Enfocarse es la clave, gracias por tus aportes. Y el recurso de Los Simpsons es genial. Un profe lo usaba en la universidad, y yo intenté usarlo en mis clases, pero no me entendían. Prefieren a Bob Esponja. .

    ¡Saludos!

  12. Miguel

    Hola. Me identifico con el primero, pero tal vez sea un caso grave. Comencé a escribir cuentos desde los 12, pero fue hasta los 15 que me decidí por un proyecto más largo: una novela. Eso fue hace 7 años ya, de los cuales tuve varios bloqueos, entre los que destacan 3, uno de 8 meses, otro de 2 años del cual me curé el verano pasado y avancé un montón; y en el que me encuentro desde que comenzó el otoño pasado; es decir, tengo ya algunos meses sin escribir. Espero que no se prolonge a años, de cualquier manera el proyecto va mucho mejor de lo que imaginé, pero más lento de lo que me gustaría. Saludos.

    1. Hola, Miguel: eres demasiado joven para ser un “caso grave” de nada, ¡no te preocupes! 🙂 Lo que pasa probablemente es que aún estás asentando tu afición. A mí también me solía ocurrir tener rachas de escribir mucho y otras dejaba de escribir. Te aconsejo ponerte un horario, no muy forzado, pero constante. A mí me fue bien acostumbrarme a escribir una tarde por semana. Otra opción puede ser apuntarse a un taller o a un club de escritura, para tener gente al lado que te impulse a escribir. Un saludo y !ánimo con esa novela! 🙂

  13. Cat. Triana

    Hola Diana me pareció muy bueno tu post… Soy una escritora “multitask”-perfeccionista, tengo en mi cabeza miles de ideas y miles de historias que contar, pero no han visto la luz no se con cual empezar.
    hay historias largas, con una mascara de ficción, quieren mostrar puntos débiles de la política y la historia, o de tabúes, (algunos tienen un tinte oscuro…como de leyendas de espanto)…
    la mayoría de los libros que tengo por escribir son así “enmascarados” pero también tengo ideas para libros de cuentos o novelas “no enmascaradas”… y no se cual terminar primero, he investigado juiciosa el tema de cada libro y he pensado las consecuencia pero al momento de escribir escribo de todos un pedazito y no avanzo…
    contando van 5 libros esperando el segundo capitulo… que me recomiendas escribo primero los libros “enmascarados” o finalizo antes los otros libros

    1. Hola, encantada de saludarte.
      Mi consejo sería que te decidas por una obra (“enmascarada” o no) y NO ESCRIBAS ABSOLUTAMENTE NADA MÁS HASTA QUE LA TERMINES.
      Piensa que esa falta de decisión y esos continuos cambios de opinión son una forma de autosabotearte para no conseguir tu objetivo. NO sé cuál es tu caso particular, pero en muchas ocasiones tiene que ver con miedo a ver tu obra terminada y que no resulte tan buena como tú misma esperabas. O que tengas que enseñarla a los demás una vez esté concluida.
      Independientemente de la razón, ese proceso de no centrarse en algo -y, por ende, no concluir nada- lo que significa es un FRENO absoluto a tu creatividad. No hay más forma de vencer a ese miedo que enfrentarlo directamente y ponerte a “dieta de proyectos”. Elige uno y termínalo. Piensa que es un ejercicio, que no es la obra “de tu vida”. Sólo una más. Tómatelo como una sana práctica de la que aprenderás mucho para obras posteriores así que, si durante el proceso se te ocurre que otra de tus ideas es mejor, piensa: “Estupendo, cuando termine esta obra que estoy escribiendo habré aprendido mucho y me pondré con la otra, que es una idea mejor, y así le sacaré más partido todavía”.
      Espero que te sirva y ¡mucho ánimo!

  14. Anita SM.

    Hola Diana!
    Me gustó este artículo, Yo creo que soy una mezcla entre el Mr. Perfect y el tímido.
    Amo escribir, pero bajo siete llaves, nunca se lo muestro a nadie porque siento que no soy tan buena y me asusta lo que piense el resto. Creo que por eso mismo además me pasa que reviso una y mil veces cada cosa que escribo y eso frena mucho mi avance.

    Me gustaron tus consejos, los voy a poner en práctica!

  15. Ana López

    Soy muy perfeccionista al modo de escribir y creo que también algo empirista. Si no lo investigo y veo si determinadas cosas son improbables, lo descarto (y eso que escribo fantasía y distopicos más que otra cosa, lo que es medio contradictorio). También soy de escribir varias historias y estoy trabajando en cuatro novelas y admito que a veces me saturo. El problema es que no lo logro decidirme por cuál comenzar :/
    De todas formas, ¡tu post me encantó y lo disfruté mucho!

    1. Son prejuicios que tenemos y falta de auto-confianza, no te preocupes. 🙂 Ve enseñando poco a poco lo que escribes a amigos y gente de confianza, verás como les gusta!

  16. ¡Hola, Diana!

    Qué buen artículo, lo mejor de todo es que es cierto que existen todos esos tipos de escritores. En cierta forma, creo que todos tenemos un poco de cada uno… pero creo que si tuviera que identificarme sólo con uno sería el primero, doña perfecta.

    Creo que gracias al NaNoWriMo y a mucho autocontrol, he ido mejorando eso de escribir sin editar al mismo tiempo, y la verdad es que funciona porque te deja avanzar de forma más libre, ¡aunque qué difícil es!

    ¡Un saludo!

    1. Claro! A todos nos cuesta superar nuestros bloqueos, pero no te preocupes que se consigue. Tú misma estás descubriendo ya algunos truquitos 🙂
      Un saludo!

  17. Paca Bernardo

    Hola Diana
    Aunque tengo algo de varios de esos tipos, mis dificultades encajan, quizá más, en esta categoría: “escritora poco práctica”. La parte creativa va bien y hasta el final. Mi bloqueo se produce cuando tengo que echar a volar los proyectos. Entonces es cuando me surgen las dudas, inseguridades, y se van acumulando en el cajón las creaciones sin que reviertan en la satisfacción de verlos publicados. Los muestro, no soy tan tímida, y trabajo con ellos (con los que se dirigen a la infancia) muchas veces. Pero en mi propósito (o sueño) de activarme como escritora profesional sigo bloqueada. Entonces he llegado a proponerme no empezar nuevos proyectos hasta que los demás no salgan a la luz. Y ahí estoy, en la búsqueda de la llave que abra ese bloqueo.
    Me están sirviendo -porque son muy acertados y me parecen muy interesantes- tus consejos y post. Muchas gracias
    Paca

    1. Estupendo, Paca. Efectivamente, ponerte a “dieta de proyectos” es un buen método para romper esa dinámica. Todos y todas las que escribimos tenemos algún reto que superar de este tipo (inseguridades, miedos, etc) y un talón de Aquiles contra el que siempre chocamos… lo importante es averiguar cuál es y después empezar a dar los pasos para superarlo.
      Abrazos y adelante con esa escritura.

  18. malu rey

    Creo que tenía un poco de todos , y digo tenía , porque de a poco he ido venciendo mi timidez , mi pereza y mi exceso de humildad, pero lo que aún no logro vencer , es el como promocionarme , y eso es algo que me preocupa , me baja el ánimo y me inseguriza.

    1. Tranquila, Malu, poco a poco. Si ya has conseguido vencer la timidez y el exceso de humildad es un gran paso. Ahora, otro pasito más. Verás cómo vas avanzando. Un saludo y enhorabuena!

  19. Gladys

    He participado en algunos talleres, pero mi problema, mås preocupante, está en la forma de expresión. Tengo cosas escritas que no me atrevo a enseñar y así. Me identificó con varios. Espero al fin salir adelante en ésto con su ayuda, comenzando por romper el bloqueo, a ver si tengo tiempo con mi edad, pues lo q si tengo claro, es q tengo cosas q decir.

    1. No hay ninguna edad límite para la escritura, no te preocupes, Gladys. Ánimo y adelante,
      un saludo afectuoso
      Diana P. Morales

  20. Gimena

    Creo que al que mejor me asemejo es al tipo número 9, “torturada”. Mi gran problema es el factor tiempo-inspiración combinado con empiezo-termino. Una vez que me siento a escribir, escribo, algunas cosas quedan terminadas y la mayoría a medias. Cuando tengo que leer lo que he escrito, ha sido tanto el espacio-tiempo en el que mi mente se ha desviado o volado que me rehuso a hacerlo. Las pocas veces que he logrado, a fuerza, leer algo de lo que he escrito, me suena tan ajeno. “¿Esto lo escribí yo?”, “¿Esto salió de mi?”. Me es muy importante encontrar el tiempo una vez la inspiración está latente para comenzar a escribir y no detenerme hasta haber llegado al fin, de esta forma lograría hacer a un lado ese punto de frustración por el que paso a menudo.

    1. Lo bueno de todo esto, Gimena, es que parece que tienes muy claro cuáles de tus hábitos te sirven para avanzar en la escritura y para escribir más… y cuáles no. Ahora sólo resta tomar nota mental e intentar cambiar. Aunque sea solo uno, notarás el avance. Un saludo afectuoso y nos vemos por aquí 🙂

  21. Maria Perez

    ¡Vaya! Puedo decir que tengo una mezcla de los tres primeros. Ya entiendo porqué me bloqueo tanto. Intentaré escribir si n volver a la primera linea a cada dos minutos.

    Por otro lado, me identifico un poco con el 7, pero es porque algunos de mis lectores, no entienden que no siempre el escritor es lo que escribe.

    ¡Saludos!

  22. Daniela Suárez Gándara

    Muchas gracias Diana me sirvió creo ya me identifique Excelente coach de redacción que tenemos Dios te bendiga.

    1. ¡Gracias! He trasladado aquí mi experiencia de cerca de 20 años como profesora de escritura y lo que he ido encontrando más. Espero que os sea útil, abrazos.

  23. Anaela

    Definitivamente soy una escritora perfeccionista. Quiero llegar al punto de que todo este bien hecho (al menos para mi punto de vista) Lo curioso es que soy una persona introvertida que le gusta mostrar sus obras a los demás. Supongo que la escritura saca mi lado extrovertido :p

    1. Es posible que gracias a tus escritos te animes a salir al exterior, pueden funcionar como una especie de máscara. Y bienvenidos sean!
      Un saludo afectuoso

Add A Comment