Cómo afrontar la escritura de un relato para un premio literario

He pensado escribir este post a raíz de la nueva convocatoria del I Certamen de Relato Portaldelescritor.com  de estas Navidades: por si no lo habéis visto, hemos creado un certamen en el que puedes participar con un relato de hasta 2000 palabras… surgido de una idea del generador de historias de nuestra app gratuita de Portaldelescritor (la app se descarga aquí). Literalmente hay millones de combinaciones, y muy inspiradoras. 😀 Aquí tienes las bases, que incluye varios premios muy interesantes (entre ellos, cursos y asesorías literarias telefónicas conmigo).

Pero vamos ya con el tema del post: cómo afrontar la escritura de un relato para un premio literario.

Tengo ya varios posts dedicados a repasar un relato de cara al envío a un premio, pero… ¿y si no lo tenemos escrito aún? ¿Cuáles son las claves para encarar el reto de escribir un relato para un premio con unas características y un plazo muy concretos?

Aquí os doy seis que espero que os ayuden.

Por supuesto, son consejos que vienen bien para la escritura de cualquier relato, pero son especialmente útiles cuando nos enfrentamos a la escritura de un cuento para un premio que nos exige, por un lado, un tema o una ambientación muy concreta y, por otro, un plazo límite de tiempo.

1- NO TE QUEDES CON LA PRIMERA IDEA: PIENSA VARIAS

Pocos consejos hay tan útiles como este: en todas las fases de la escritura, explora, juega, rétate a ti mismo… y no te quedes con la primera idea. La primera idea que se nos viene a la cabeza suele ser, por lo general, un tópico, el resultado de lo que hemos visto y leído multitud de veces en las historias de otros. Por eso es bueno indagar un poco más.

En nuestro premio es fácil: sólo hay que usar varias veces el generador de historias de la app de Portaldelescritor (que se puede descargar aquí) y así generas diferentes ideas, hasta encontrar unas cuantas que te gusten. Recuerda guardar la captura o copiar el texto para nuestro premio. Este generador te puede servir para cualquier premio o para tu uso habitual y lo bueno es que, al ser combinaciones al azar de cientos de elementos, suelen ser bastante originales.

Pero incluso cuando tienes una idea original es bueno no quedarte solo con ella y pensar más: sea para este premio o para otros, siempre vas a conseguir mejores resultados si creas diferentes ideas, diferentes posibilidades para escribir. Así, al elegir entre varias, es seguro que la calidad de la idea resultante va a ser mucho mayor: esa es la forma más absoluta de libertad creativa.

Pero, ¿qué idea elegir si te han surgido varias que te gustan, bien de tu propia cosecha, o de nuestro generador (para este premio o para otro)?

2- ESCOGE LA HISTORIA QUE SEA MÁS… “TÚ”

Mientras creábamos el generador de historias de la app y hacíamos las primeras pruebas, recuerdo que surgió una combinación muy original: “En el Japón de los samurais, rodeado por un ejército de vampiros, un hombre busca a su hermano pequeño“. Me pareció inspiradora e interesante nada más verla… pero JAMÁS la escribiré, lo sé.

¿Por qué? Pues porque esa historia no tiene nada que ver conmigo: aunque me encanta Japón, la verdad es que, como escritora, nunca me han interesado mucho las historias de vampiros, ni la fantasía, en general. Tampoco la trama de buscar a un hermano perdido resuena conmigo y con el tipo de historias que suelo escribir, o con las ideas que me gusta tratar.

Afortunadamente, el mundo está lleno a rebosar de ideas diferentes: se nos pueden ocurrir muchísimas, o podemos crear muchas con el generador de la app, de diferentes géneros y con distintas implicaciones. Por eso es bueno detenerse un momento antes de elegir la idea que queremos desarrollar en el relato. Puedes probar a contestar a estas preguntas (para diferentes ideas, o para una sola):

  • ¿Por qué te llama esa idea?
  • ¿Qué querrías decir con esa historia?
  • ¿Qué vas a aportar tú a esa idea que sólo tú puedes aportar?
  • ¿Por qué es importante para ti escribir esa historia?

Es cierto que no todos los relatos tienen que tener un significado sesudo, pero siempre ayuda que el autor/a del relato tenga claro qué quería decir y que la historia trascienda la mera anécdota y hable de temas que nos preocupan o nos emocionan a todos. Incluso las (buenas) películas de aventuras o humor tienen muy claro de qué están hablando en el fondo y eso nos hace disfrutarlas aún más.

3- PRUEBA VARIOS INICIOS HASTA DAR CON LA VOZ DE LA HISTORIA

Hay muchos elementos que van a influir en la “voz” que narre tu historia.

El punto de vista nos dirá desde dónde está contada la historia, y cuánta información le vamos a dar al lector: puede ser omnisciente, deficiente, desde el punto de vista de un personaje… o de varios. Todas son opciones que pueden cambiar por completo el efecto de la historia.

La voz narradora también puede variar mucho dependiendo de si elegimos contar la historia en primera persona (más cálida y cercana) o en tercera (más objetiva). O incluso si escribimos en presente o en pasado. Dejo enlaces a diferentes artículos míos con los pros y contras de cada una de esas opciones.

El tono de esa voz también es esencial: no es lo mismo si nuestra historia está narrada con una voz seca y científica, que si se trata de una voz lírica, o de un narrador con sentido del humor o muy cínico y pesimista.

Es posible pensar en qué opciones nos interesan más para nuestra historia, pero muchas veces funciona mucho mejor, simplemente, lanzarse a probar a escribir distintos inicios, con distintas fórmulas y opciones, y ver con cuál de ellas la historia resalta más. Por lo general, si escribimos diferentes inicios distintos, uno de ellos tirará de nosotros: la escritura empezará a fluir sin esfuerzo. Ese es el estado ideal para continuar la escritura del relato.

E incluso una vez encontrada esa “voz” que nos sale natural, podemos ahora decidir si queremos probar otra persona o tiempo verbal u otras opciones.

4- PRESTA ESPECIAL ATENCIÓN A ESTOS SEIS PUNTOS DE LA HISTORIA

Inicio: La frase que abre el relato es muy importante, es la encargada de llamar la atención del lector, y, además, debe estar perfectamente redactada, con las palabras exactas. Aquí tienes un post con algunos de los mejores inicios de la historia de la literatura como ejemplo. Recuerda que el jurado de un premio tiene que leer docenas, a veces cientos, de relatos: si consigues llamar su atención desde la primera frase, ya tienes un tanto a tu favor. Aquí, un post mío de cómo escribir un buen inicio para tu historia.

Conflicto: es el problema principal de la historia. ¿Llega suficientemente pronto? Nunca es demasiado pronto para un relato (y menos para uno de 2000 palabras, como pedimos en el Certamen de Portaldelescritor). Recuerda que el conflicto es lo que engancha a tu lector/a a la historia, pues desea saber cómo va a salir todo para el personaje. ¿Es un conflicto interesante, tiene suficiente fuerza… o puedes retorcerlo de forma que resulte aún más dramático? Dale un par de vueltas.

Personaje: ¿Tiene realmente personalidad, o es demasiado “soso”? Prueba esto para darle un poco más de carácter. ¿Y es un personaje ficticio… o eres tú mismo? Si esa no es tu intención, estate atento/a. Aquí explico 5 consejos para evitar errores en la creación de personajes. Aunque el personaje no es esencial para un buen relato, si este es curioso o llama la atención  siempre enriquecerá el relato.

Clímax: literalmente, es el momento en el que el personaje está peor y parece que no va a conseguir su objetivo. En una novela puede durar un capítulo o dos; en un relato, una escena o un párrafo. En cualquier caso, fíjate en él: es interesante trabajar el clímax, porque suele ser donde se desvela de qué va la historia realmente y por qué era importante para el personaje.

Desenlace: Si un buen relato, bien redactado, cierra con un buen final (sorpresivo, pero coherente, bien preparado y, sobre todo, emocionante), entonces es cuando el lector/a siente que ha leído un cuento “redondo” y se le quedará grabado para siempre. Aquí dejo algunos consejos sobre cómo escribir finales.

Título: El título es la puerta que llama al lector/a hacia tu cuento y puede ser, además, el broche de oro. En este post doy algunas claves para elegirlo.Recuerda que probablemente el título está ya dentro de tu relato: reléelo, subraya o elige tres o cinco opciones distintas (nunca solo una: es demasiada presión) y seguro que una de ellas será un perfecto título para tu relato.

5- REVISA Y DESPUÉS… VUELVE A REVISAR

El relato es un género breve (en especial si tiene menos de 2.000 palabras, que es lo que pedimos para el certamen de Portaldelescritor): eso significa que cada palabra cuenta. Seleccionar bien las palabras que usamos es lo que diferencia una escritura cuidada de una descuidada (como explico en la segunda parte de este post) y puede ser también lo que distinga una historia mediocre de una inolvidable. La forma es importante en escritura, casi tanto como la historia en sí.

Y, ni qué decir tiene, revisad bien la gramática y la ortografía: en nuestro certamen (como en la mayoría) no vamos a premiar cuentos llenos de faltas.

6-Echa un vistazo a mis otros consejos, pensados para cuentos ya terminados.

Os dejo los enlaces por si queréis participar en el Certamen literario de Portaldelescritor.com. Aquí las bases completas y aquí los enlaces para descargar la app y para participar:

¡Mucha suerte!

 

¿Dudas, preguntas? Déjame un comentario, estaré encantada de ayudar.


 RECUERDA QUE, SI QUIERES MEJORAR  TU ESCRITURA CONMIGO…

puedes apuntarte a mis TALLERES LITERARIOS POR INTERNET en Portaldelescritor  y empezar a escribir con mi apoyo y revisiones, en compañía de otros escritores.

En breve se inicia mi taller online “Comienza tu novela” y “Comienza tu novela de fantasía o ciencia-ficción“, así como mi Curso Avanzado de relato.

Y si tienes un libro ya terminado, puedo hacerte un informe de lectura y darte mi opinión y mis consejos. Escríbeme.

 

 

Comments

  1. Celeste

    Hola Diana
    Soy nueva en el blog pero ya me lei un monton de articulos. ¡estoy enganchada! 😀
    Queria hacer una pregunta sobre el concurso ¿Los relatos tiene que seguir la estructura clasica de conflicto-nudo-desenlace o pueden ser mas experimentales?
    Un beso y saludos desde Argentina.

    1. Hola, Celeste: para nada tienen por qué seguir la estructura clásica, pueden ser tan experimentales como quieras. Simplemente, escribe un buen relato, tal como tú veas. Espero tu participación y me alegra que el blog te esté sirviendo, un abrazo. 🙂

Add A Comment