7 beneficios inesperados de apuntarte a un taller literario

Muchos/as de vosotros habréis participado ya en algún taller literario, y otros os haréis una idea: en un taller se aprende a escribir mejor.Lógicamente: aprendes técnicas y recibes comentarios de un profesor/a de escritura creativa, que te guiará de forma personalizada para que tu estilo y tus escritos mejoren rápidamente. Todo eso, ya de por sí, da un tremendo valor a las clases de escritura creativa y son las razones por las que  se apunta la mayoría de los participantes.

Sin embargo, la gracia es que… ¡de un taller literario obtienes todavía mucho más que eso! Como llevo más de 15 años impartiendo talleres (presenciales y online), he visto todo tipo de beneficios, algunos que jamás hubieras esperado y que, sin embargo, resulta que  son muy comunes.

Por ejemplo, están estos

Siete beneficios inesperados de apuntarte a un taller literario

1/ Adquieres constancia escribiendo: 

Los/as que seguís mi blog ya sabéis que soy una acérrima defensora de la constancia y la perseverancia como una de las virtudes que más rápidamente te harán mejorar en la escritura (y en cualquier oficio). Ya hablé de ello extensamente en este post.

Bien, pues justamente al apuntarte a un taller adquieres el hábito de escribir con regularidad, ya que suele haber propuestas de escritura cada semana o cada quincena.  Y la práctica constante es de las cosas que más te va a ayudar a mejorar.

2/ Descubres lecturas… y lees:

Imprescindible para aprender a escribir es leer (especialmente leer como un escritor, como explicaba aquí), por lo que en las sesiones de un taller siempre habrá lecturas, que ejemplificarán teorías y técnicas y que te descubrirán autores e incluso géneros nuevos.

Una de las cosas que la gente suele tener anotada en sus libretas cuando sale de mis talleres son títulos de libros de los cuáles hemos leído algún extracto. Y la mayoría los compran y los leen. Y, por supuesto, leer más siempre es esencial para mejorar tu estilo.

3/ Experimentas y te retas a ti mism@:

Al tomar contacto con nuevos géneros, estudiar técnicas literarias y realizar propuestas sugeridas por los profesores, una de las maravillosas consecuencias es que vas a probar cosas nuevas en escritura.

Vas a lanzarte a escribir desde un punto de vista que nunca has practicado, o tratar temas que nunca te habías planteado tocar; vas a animarte a escribir diálogos si nunca lo has hecho, vas a tantear nuevos géneros y vas a ver que eres capaz de mucho más de lo que creías. Puede que descubras un nuevo estilo en el que te sientes cómodo/a o desarrolles más tu propia voz. Y, desde luego, vas a salir de tu zona de confort -pues sólo saliendo fuera es como se aprende y se mejora en algo nuevo.

4/ Aumenta tu compromiso con la escritura: 

Mucha gente se echa para atrás a la hora de entrar en un taller porque suelen costar dinero y lo ven como un inconveniente,  pero la gracia es que es justo al contrario… ¡puede ser una GRAN ventaja! Os explico por qué:

Precisamente, el hecho de pagar refuerza tu compromiso con la escritura. Le dices al mundo: “Eh, voy a empezar a tomármelo en serio” y te lo dices a ti mismo/a. Y, ya que has pagado por ese taller… no hay más remedio, ¡te fuerzas a escribir!

Y ¿recuerdas todas esas excusas que siempre aparecen para no escribir cuando te lo has propuesto (alguien te llama para salir, tienes que hacer otras cosas, no te sientes inspirado/a…)? ¡Puf! Todas desaparecen, porque has pagado y quieres sacar provecho. Así que escribirás.

Echa un vistazo a los talleres por internet y en tu ciudad. Los hay de todo tipo: muy exclusivos y muy económicos. Puede ser que encuentres justo el que se ajusta bien a ti.

5/ Haces amigos, encuentras tu tribu

Como comentaba en este otro post, toda persona que aspire a escribir necesita una tribu: personas que compartan su pasión por escribir historias, con los que pueda hablar de libros, escribir a la par, retarse y compartir los escritos.

En un taller literario una tribu es de las primeras cosas que consigues, incluso en los talleres por internet: justamente en mi taller de Novela de Fantasía y Ciencia-ficción, hace dos semanas, una participante dejó un mensaje en el foro para decirnos “Me siento en familia“. Efectivamente, es así. Si ahora no tienes esa tribu, al entrar en un taller te sientes en casa.

Estar constantemente rodeado de escritura (lecturas, tareas, amistades, propuestas) hace que escribas más, que pienses más en escribir y que se convierta para ti en una prioridad que merece la pena.

6/ Sales a la luz:

Si aún no te has animado a compartir tus escritos con amigos o conocidos, a leer en voz alta lo que escribes, a publicar… un taller puede ser el empujón perfecto para animarte a hacerlo. Este es un paso ineludible si quieres tomarte en serio la escritura (como explicaba en mi post “10 señales de que vas por buen camino para ser escritor/a profesional“) y muchas veces -por experiencia lo sé- cuesta salir a la luz.

Nadie te va a obligar a leer en público en un taller si no quieres hacerlo, es por descontado; pero te alentarán a hacerlo. Y verás cómo otras personas leen sus trabajos, personas como tú que están, tal vez, empezando en la escritura, o que se animan a superar su vergüenza o sus miedos y dan el salto. Y con su ejemplo y compañía, tú también lo harás, sabiendo que en el taller estás en familia.

7/ Puedes hacer contactos para el futuro:

Sí, lo sé,tal vez esto no es una prioridad para ti ahora mismo… pero imagina que ha pasado un año y has terminado una colección de relatos o una novela. Y quieres publicarla. O te apetece participar en alguna revista o entrar en el mundo de la edición.

Los profesores/as de un taller literario suelen ser fuente de contactos (la mayoría somos escritores también y algunos, editores o periodistas), pero también entre tus propios compañeros encontrarás personas que, si aún no son profesionales del gremio, algún día lo serán.

O tal vez podéis editar un libro entre varios compañeros/as del taller o montar vuestra propia revista o editorial. ¿Por qué no? De hecho, la revista online “En sentido figurado” fue creada hace casi 10 años años por un grupo de ex-alumnos de mis cursos de Portaldelescritor, y tiene muy buena reputación, tras 55 números editados.

¿Y tú, has participado ya en algún taller? ¿Has podido disfrutar de alguno de estos “beneficios inesperados”? Cuéntanos en los comentarios 😉

 

RECUERDA QUE SI QUIERES DAR UN SALTO CUALITATIVO EN TU ESCRITURA, puedes apuntarte a alguno de mis TALLERES LITERARIOS POR INTERNET en Portaldelescritor   y empezar a escribir con mi apoyo y revisiones, en compañía de otros escritores.

Y también puedes seguir aprendiendo con mis ebooks:

en busca (2) 200 IDEAS PARA ESCRIBIR 2

Comments

  1. Emma

    Hola a todos. Sólo ha participado en un minitaller de creación literaria, presencial, un fin de semana en un pueblito de la sierra madrileña. Guardo de esos días un grato recuerdo. El contacto con otras personas con las que compartía este común el interés y el placer por plasmar los pensamientos por escrito fue una verdadera delicia. Ya somos grandes amigos. Fantástico. Esta es otra de las razones por las que digo a Diana. Ella arrastra a gente con idénticos intereses a los míos, además de lo que, como profesional de la escritura, me aporta.

    1. ¡Desde luego! En los talleres se hacen buenos grupos de amigos. En los míos ha habido amistades que han durado más de diez años, y aún perduran. Me alegra que tuvieras tan grata experiencia.
      Un saludo, Emma, nos vamos viendo por aquí 🙂

  2. Pingback: Sí que puedes encontrar tiempo para escribir ‹ Diana P. Morales, consejos e inspiración para vivir una vida creativa y desarrollar tu talento.

  3. Silvia

    ¡Claro que sí! Me encantó el artículo.
    Participo en uno desde hace 15 años: encontré mi tribu, escribo, comparto, leo en voz alta, descubro nuevos autores…crezco interiormente.
    Todo esto se ve incrementado por Internet, donde también se pueden hacer esas actividades online.
    Leer y escribir…estar en el paraíso.
    Muchas gracias
    ¡Cariños!!

Add A Comment