Cómo usar la ambientación y las situaciones para crear emoción en tu historia

Por qué siempre llueve cuando alguien dice «Te quiero»: Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios

Con este título deliberadamente provocador quiero llamar la atención sobre un recurso que rara vez veo usado en relatos o novelas: cómo usar la ambientación y las situaciones para aumentar la emoción de la historia.

¿A qué me refiero con esto?

Vamos a ver. Piensa en tus propias historias, relatos o (sobre todo) novelas o guiones que hayas escrito o estés escribiendo.

¿Dónde está tu personaje principal cuando tiene lugar su gran crisis, el clímax de tu historia?

¿O cuando tiene lugar su mayor revelación? ¿O cuándo se declara a alguien o discute con alguien o le despiden…? En esos grandes momentos, en las novelas que suelo trabajar en mis talleres (y en muchísimas de las que leo) el personaje protagonista está:

-En su casa

-En el coche

-En la calle o en el trabajo (usualmente solo)

Fin.

¿Y qué otros personajes hay en esa escena, aparte de tu protagonista? 

En las novelas que leo suele estar:

-Solo/a

-Con su pareja o un amigo

Fin.

En cualquier caso, si hay algún personaje delante, suele ser un personaje FUNDAMENTAL para esa escena. Por ejemplo, si le están despidiendo, está con su jefe. Pero no suele haber nadie más.

¿Y si te dijese que estás desaprovechando una OPORTUNIDAD MAGNÍFICA para dar más emoción, tensión o incluso humor (si te apetece) a tu historia?

En este artículo te explico cómo. ¡Vamos allá!

 

POR QUÉ USAR EL RECURSO DE LA AMBIENTACIÓN PARA DAR MÁS EMOCIÓN

Como vas a ver en los ejemplos que incluyo en este artículo, resulta que meter a nuestros personajes  en un ambiente o situación diferente a lo usual (o haciendo algo además de hablar o sufrir) es un recurso estupendo que tiene mucho potencial.

Por ejemplo, nos sirve para:

1/ Dar verosimilitud: en la vida, muchas veces las conversaciones nos pillan haciendo algo. De hecho, yo diría que el 80% de las veces. Fijaos a vuestro alrededor.

2/ Conocer más a los personajes: Si, además de hablar, nuestro personaje principal está dibujando, entrenando el saque de tenis o podando plantas,  ya sabemos que es su profesión o su hobby.

3/ Potenciar una emoción o crear un efecto: puede ser para dar o aumentar el humor, el ritmo, o la emoción que sea, o para hacer una alegoría que potencie lo que queremos decir.

El ejemplo más claro es el que he dado en el título:  ¿Por qué creéis que tantas declaraciones de amor en las películas tienen lugar bajo la lluvia? 

3119af030d30a16d9910d1a4e30cb5ba Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios

Pues para ponérselo más difícil al personaje (no solo tiene que superar su timidez, vergüenza, cobardía o lo que sea, sino que ADEMÁS tiene que mojarse por completo) y por tanto, hacer que su declaración resulte más valiosa (le ha costado más) y más emocionante.

Esta es la palabra clave: para potenciar la EMOCIÓN.

Fijaos en Darcy en «Orgullo y prejuicio» (2005): cuando se declara no solo tiene que superar sus prejuicios y el miedo al qué dirán (todas esas cosas que el muy torpe incluye en su declaración 🤦) sino que además tiene que perseguir a Elizabeth bajo la lluvia. ¿Y qué nos sucede cuando vemos esa carita mojada declarándose? Se nos derrite el corazón. Lógico, ¿no?

(Además, la lluvia tiene un componente simbólico muy importante, de eso hablo en este otro artículo).

Este último recurso, potenciar la emoción, es el que más me interesa y el que voy a tratar en este artículo.

CÓMO POTENCIAR UNA EMOCIÓN O CREAR UN EFECTO USANDO LA AMBIENTACIÓN, LAS ACCIONES O LAS SITUACIONES

En todo este artículo voy a ir poniendo como ejemplo escenas de la película «Cuando Harry encontró a Sally» (Rob Reiner, 1989, con guion de Nora Ephron), que usa este recurso de manera magistral (película que, obviamente, recomiendo: no solo es muy buena sino que ha aguantado el paso del tiempo sorprendentemente bien). Eso sí, advierto que voy a hacer muchísimos espoilers en este artículo, pero la película se disfruta de todas formas porque está llena de mil pequeños detalles.

También incluso tres escenas de «Jerry Maguire» (Cameron Crowe, 1996), aunque no es la mejor de ese director y guionista (mi preferida siempre será «Say anything», con el horrible título en español de «Un gran amor») tiene escenas antológicas y en ellas juega muy bien con las situaciones y la ambientación.

1/ Aumentando el humor

Empiezo con la escena más famosa de la película (y una de las más conocidas de la historia del cine): la escena del orgasmo fingido en el restaurante.

Momento de la trama: En un momento dado, Sally le dice a su amigo Harry que quizá las mujeres con las que se ha enrollado han fingido un orgasmo y él, por supuesto, responde que «se habría dado cuenta». Por eso Sally decide demostrarle que no tiene razón. Y para ello empieza a fingir un orgasmo.

AMBIENTACIÓN/SITUACIÓN: En mitad de un restaurante lleno de gente.

Esta escena, si ambos estuvieran en una casa los dos solos, podría haber sido divertida, pero el gran acierto es que tiene lugar en mitad de un restaurante. Cambias la ambientación y el contexto… y todo cambia. Harry empieza a sentirse muy incómodo. Las caras de los comensales que lo presencian son gloriosas. Y épica es la frase final de una de ellas (por cierto, la actriz era la madre del director) que cierra la escena.

Así, si en algún momento queréis potenciar el humor de una de vuestras escenas podéis probar a que los personajes estén en otro lugar, en público, o haciendo algo, y no solo los personajes solos en su casa o en su trabajo y ya está.

Aquí se puede ver la escena completa:

 

2/ Aumentando la comedia

Momento de la trama: Harry acaba de romper con su novia de diez años, Helen, y se lo cuenta a su mejor amigo.

AMBIENTACIÓN/SITUACIÓN: En medio de un partido de béisbol.

Aquí tenemos una escena que podría haber sido bastante dramática: uno de los protagonistas está muy triste porque acaba de romper y se lo cuenta a su mejor amigo. Sin embargo, al situar a los personajes en un ambiente que contrasta muchísimo con ese tono dramático, lo que se consigue es un efecto hilarante: ver cómo Harry tiene que hacer la ola mientras se lamenta de su suerte es más divertido de lo que habría sido tener a los dos personajes en su casa.

Y mejor aún funciona en esta otra escena:

Momento de la trama: Harry y Sally se han acostado juntos. A la mañana siguiente se lo cuentan a sus (respectivos) mejores amigos.

AMBIENTACIÓN/SITUACIÓN: Doble llamada telefónica al mismo tiempo.

Cualquier película o novela habría hecho que Sally primero llamara a su amiga Marie para que le contara que se ha acostado con Harry y DESPUÉS, veríamos cómo el propio Harry se lo cuenta a su amigo Jess, que está viviendo con Marie.

En cambio, en esta película, Harry y Sally llaman a sus amigos al mismo tiempo, ellos están dormidos, tienen los teléfonos junto a la cama y se enteran y les dan consejos al mismo tiempo. Es hilarante y seguramente una de las mejores escenas de la comedia:

Aquí está la escena (en inglés), que, por supuesto, tiene mucha más gracia cuando se ha visto el resto de la película 😉

Es muy interesante buscar situaciones o ambientaciones para aumentar el humor de nuestra historia, especialmente cuando estamos escribiendo en ese género.

3/ Aumentando el RITMO

Momento de la trama: Harry y Sally acaban de conocerse, son unos veinteañeros que van a compartir coche para ir a Nueva York. Él le pide a ella que le cuente su vida.

AMBIENTACIÓN/SITUACIÓN: Harry empieza a comer uvas y a escupir las pepitas por la ventana.

Es un detalle mínimo y justamente ahí reside su genialidad: simplemente, cada vez que Harry hace una pregunta o dice algo, escupe una pepita de uva por la ventana. Además de describir muy bien al personaje (muy diferente de la pulcra y perfeccionista Sally) da un increíble ritmo al diálogo.

En «Jerry Maguire» tenemos una escena donde el ritmo y la tensión escalan de manera dramática (dentro de la comedia) por medio de una competición.

Momento de la trama: Jerry acaba de ser despedido de la agencia de representación de deportistas donde trabaja y se da cuenta de que su competidor, Bob Sugar, quiere quitarle a todos sus clientes.

AMBIENTACIÓN/SITUACIÓN: Los dos personajes, cada uno en su despacho, empiezan a llamar clientes y a intentar confirmar que serán sus clientes.

Si nos hubiéramos encontrado al personaje solo, en su casa, o en su despacho, haciendo llamadas, podría (de nuevo) haber sido interesante, pero la emoción aumenta muchísimo al incluir las acciones de ambos personajes y convertirlo en una competición.

Estos dos recursos (y muchos otros) pueden ayudar a aumentar el ritmo y la tensión en tus historias.

Aquí la escena de «Jerry Maguire»: la competición de llamadas comienza a partir del minuto 1’15 (en inglés)

 

4/ Aumentando la sensación de ridículo del personaje

Esto vale tanto para comedia como para drama, porque si nuestro protagonista hace el ridículo, mejor que lo haga a lo grande, ¿no?

Para esto podemos utilizar MUY bien la ambientación o situación en la que colocamos al personaje.

En «Cuando Harry encontró a Sally» tenemos un buen ejemplo:

Momento de la trama: Harry se encuentra con su ex, Helen, y su nuevo novio y se queda muy cortado.

AMBIENTACIÓN/SITUACIÓN: Está en la planta de juguetes de unos grandes almacenes, cantando una canción del musical «Oklahoma» en un karaoke, haciendo el tonto.

Al ponerle en una situación en la que él mismo estaba haciendo el tonto (y relajado, porque estaba con su amiga Sally) el encuentro con su mujer (seria, elegante, profesional) tiene mucho más impacto. Harry se siente mucho más ridículo y más inferior a su mujer y su nuevo novio.

Y en «Jerry Maguire» tenemos otra escena:

Momento de la trama: Tras ser despedido de la agencia de representación de deportistas donde trabaja Jerry pide a alguno de sus compañeros que monte una empresa con él.

AMBIENTACIÓN/SITUACIÓN: En mitad de una gran oficina llena de gente.

En cualquier otro film, esta escena se reduciría a tres o cuatro conversaciones más o menos privadas de Jerry con algunos de los trabajadores de la firma, animándoles a montar una nueva empresa con él. Pero, si algo tiene Jerry, es que es muy «peliculero», así que lo anuncia a voz en grito en toda la sala repleta de trabajadores y allí mismo les pide que se unan a él en su nueva empresa. Por supuesto, cuando nadie mueve un dedo, el ridículo y la sensación de fracaso del personaje aumenta x10.

Aquí está la escena:

 

5/ Aumentando la sensación de soledad

Momento de la trama: Harry y Sally son amigos durante un año (casi media película) durante el cual hacen muchas cosas juntos: ir a la fiesta de fin de año, al cine, a museos y Harry ayuda a Sally a elegir y llevar por la calle un abeto en Navidad. Cuando su amistad peligra, ella de repente se encuentra sola para hacer todas esas cosas.

AMBIENTACIÓN/SITUACIÓN: Tirando de un abeto de Navidad por la calle.

Esta es una escena muy sencilla, pero que, en un solo minuto, nos aumenta la sensación de soledad que siente Sally tras discutir con Harry. Es una repetición de una escena anterior, pero en vez de ver a ambos portando el abeto en la mano, vemos cómo lo hace ella sola: y ojo, que lo consigue, por supuesto. Pero no es lo mismo. Le cuesta y, sobre todo, ya no es divertido.

Aquí se ven unos segundos:

2a69fb31-81bb-43a2-a7af-0949407783fa_text Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios

6/ Usando la antítesis para remarcar un elemento del personaje

Momento de la trama: Harry le habla a su mejor amigo Jess de su amistad con Sally y de lo bueno que es tener una amiga mujer.

AMBIENTACIÓN/SITUACIÓN: Practicando con un bate de béisbol.

Típicamente, esta escena suele tener lugar en la casa del protagonista o en un bar, con ambos amigos bebiendo y charlando. Situarla en un campo de prácticas de béisbol le da un enfoque diferente, mucho ritmo (ambos están bateando pelotas -o intentándolo, al menos- a la vez que hablan) y además nos dice cómo son los personajes.

Harry le dice a su amigo que cree que está «madurando» y justo llega un niño a reprocharle que ya deberían haber acabado, porque quiere jugar él con su amigo. Harry se pelea con el niño del modo más infantil («no te toca, me toca a mí») y se vuelve hacia su amigo Jess para continuar la conversación:

Harry: ¿Dónde estaba?

Jess: Madurando.

De esta manera, por medio de una acción (usando la regla de oro de la escritura: No decir, mostrar, de la que hablo en este otro artículo) nos queda clarísima la personalidad del protagonista y sus contradicciones.

Aquí está la escena (en inglés):

7/ Cómo hacer las declaraciones de amor más emocionantes (sin lluvia) 

Las declaraciones de amor finales de ambas películas están entre las más conocidas de la historia del cine… ¡y sin usar el manido recurso de la lluvia!

¿Cómo lo han hecho?

En «Jerry Maguire» aumentan la tensión y el humor haciendo que Jerry se declare en público: delante del grupo de amigas divorciadas -que siempre están quejándose de los hombres- al que pertenece la hermana de Dorothy, la protagonista.

Aquí la escena:

Que nuestros personajes hagan las cosas en público es un recurso muy bueno para aumentar la emoción, ya que podemos hacer que intervengan (con diálogos, gestos o expresiones) en lo que está ocurriendo.

En la declaración de «Cuando Harry encontró a Sally» se usa un recurso magnífico para aumentar la tensión: la cuenta atrás. En este caso, la cuenta atrás de entrada de Año Nuevo. La sensación de urgencia que conlleva una cuenta atrás añade muchísima emoción; no por nada también muchas escenas de amor tienen lugar en un aeropuerto cuando uno de los protagonistas intenta decirle que le quiere antes de que se vaya en un avión.

Por supuesto, esto va unido a un discurso muy bonito por parte de ambos protagonistas y a más elementos que trataré en un próximo artículo: cómo conseguir la perfecta declaración de amor.


 RECUERDA QUE, SI QUIERES MEJORAR  TU ESCRITURA CONMIGO…

dianapmorales-blog-post-1 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios

puedes apuntarte a mis TALLERES LITERARIOS POR INTERNET en portaldelescritor.com  y empezar a escribir con mi apoyo y revisiones, en compañía de otros escritores.

En breve se inicia mi taller online “Comienza tu novela” y “Comienza tu novela de fantasía o ciencia-ficción“, así como mi Curso «Desarrolla a fondo a tu protagonista de novela» 

Y si tienes un libro ya terminado, puedo hacerte un informe de lectura y darte mi opinión y mis consejos. Escríbeme.

jpc Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
1 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
Copia-de-jpc-1 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
jpc-2-1 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
3 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
2 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
5 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
7 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
10 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
6 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
jpc-3 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
11 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
4 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
Copia-de-jpc Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
12 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
jpc-4 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios
jpc-2 Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios

Newsletter

171003_150800-6_preview Por qué siempre llueve cuando alguien dice "Te quiero": Cómo aprovechar la ambientación y los escenarios

SUSCRÍBETE A MI LISTA DE CORREO

Déjame tu email y recibirás dos tutoriales con consejos para empezar a escribir (si nunca lo has hecho o hace mucho tiempo) y para mejorar rápidamente tu escritura. Además, te avisaré cada 15 días de mis nuevos posts, con información y técnicas para mejorar tus escritos.

Escribe tu comentario