¿Por qué (demonios) nos cuesta tanto sentarnos a escribir?

Fue en uno de mis talleres de fin de semana cuando una participante me hizo por primera vez esta pregunta.

¿A quién no le ha pasado algo como esto? Te pones un objetivo de escritura con toda tu ilusión (“Voy a escribir todas las semanas”) y luego… no lo cumples. “Este año empiezo la novela”. Y va pasando el año y no te sientas. “Hoy es el día, voy a sentarme a escribir” y de repente aparecen mil cosas que hacer (algunas tan urgentes como recoger el escritorio). O simplemente no encuentras jamás el momento.

¿No os sucede a vosotros? Porque es muy común, le pasa a la mayoría de los escritores/es. Pero, ¿por qué?

¿Por qué DEMONIOS nos cuesta tanto sentarnos a escribir?

Hay mucho -MUCHO- detrás de esa pregunta aparentemente tan sencilla.

Tanto es así que, cuando empecé a responderla, me di cuenta de que había material para todo un taller entero (mi taller online “Rompe el bloqueo y empieza a escribir”, que, por cierto, comienza el breve 😉 ). Lo que se esconde detrás de esa dificultad para escribir son cuestiones muy profundas, que tienen que ver con la propia naturaleza de la escritura.

Por ejemplo, nos cuesta mucho sentarnos a escribir…

Porque es un trabajo creador.

¿Qué significa eso? Que, como cualquier trabajo creador, tenemos que sacar algo de donde no hay nada. No es como rellenar formularios o ni siquiera como revisar textos de otras personas, que es parte de mi oficio. No: aquí hay sólo un papel en blanco, y hay que llenarlo con palabras frescas y crujientes, llenas de aroma de vida.

En cierta forma, el escritor es un poco mago, hace aparecer algo que antes no existía.

Y eso es difícil, y da miedo.

Porque escribir nos deja al desnudo. 

No importa si estamos escribiendo sobre una mujer treintañera que ha sufrido una gran pérdida, o sobre unos anti-héroes de un remoto mundo fantástico decididos a salvar su mundo de la amenaza de la Oscuridad: cada vez que escribimos dejamos algo de nosotros mismos en esa historia.

Escribimos sobre héroes… y reflejamos lo que a nosotros nos parece heroico y necesario. Dibujamos personajes malvados, pérfidos… y sacamos a la luz nuestros monstruos, lo que más nos aterroriza. Narramos una historia de amor… y abrimos nuestro corazón a aquello que nos hace palpitar.

Nuestras historias, nuestros finales, las palabras que elegimos, las imágenes que pueblan nuestros textos no hacen sino dibujar un fresco de nosotros mismos, radiante e innegable.

Y queda ahí, a la vista de todo el mundo.

Y eso es difícil, y da miedo.

Porque es un trabajo solitario

Mientras en otras disciplinas artísticas (como el teatro, el baile, el cine…) podemos estar acompañados, compartir nuestras dudas, nuestros temores, nuestros avances, o apoyarnos en otros colegas, escribir es esencialmente una tarea solitaria.

Claro que podemos -y diría que hasta debemos- tener una tribu que nos acompañe en nuestra ruta, con la que poder charlar, debatir, compartir, sentirse cómplice y aliado. Pero, a la hora de la verdad, estás tú sol@ y el maldito papel en blanco. Eso no lo cambia nadie.

Y te toca a ti tomar decisiones: seguir avanzando por este camino o por otro, tachar, borrar, avanzar, detenerse, girar aquí, elegir una palabra u otra completamente diferente.

Eres tú contra el dragón, no hay más.

Y eso es difícil, y da miedo.

En suma, es difícil sentarse a escribir porque…

Escribir nos pone a prueba a todos los niveles. 

1/ Pone a prueba nuestra auto-confianza y valoración: para volcarnos en el papel, para dejar en él todo lo que somos, escribiendo una historia que signifique algo para nosotros hay que tener confianza en uno mismo. Y más aún para salir luego ahí fuera y mostrarla a los demás.

Si nos sentimos constantemente inseguros, o nos repetimos cosas como “no valgo lo suficiente”, o nos comparamos con otros/as… va a ser muy difícil que nos sentemos a escribir. Y si escribimos, seguramente no nos lo tomemos en serio, o nos costará mucho avanzar.

Trabajar la auto-confianza y valorarnos (como personas, y como personas creativas) es fundamental para empezar a sentarse a escribir con ilusión y sin excusas, mejorar como autores y aprender a promocionarnos.

Un primer paso: lee este post de mi blog si tienes dudas sobre ti mismo o sobre tu talento.

(Y si quieres ir más allá, por supuesto, tienes mi taller online 😉 )

2/ Escribir pone a prueba nuestra capacidad organizativa y perseverancia

El oficio de escribir no es sólo tener una idea y sentarse un día a escribirla (¡ojalá!). Para mejorar en la escritura y lograr terminar una novela, un guión, un poemario, o una serie de relatos necesitamos algo más: necesitamos buenos hábitos de escritura.

Somos lo que hacemos repetidamente, decía Aristóteles. Si escribes regularmente, eres escritor/a. Si no… aún estás en el camino. Crearse estos buenos hábitos y dotarse incluso de “trucos” para sentarse a escribir (desvelo muchos de ellos en el taller online “Rompe el bloqueo”) es también un paso esencial en nuestro camino a la escritura.

Un primer paso: este artículo mío con 5 buenos hábitos para lograr ser buen escritor.

3/ Escribir nos pone a prueba porque saca a la luz todos nuestros miedos

Al ser una tarea creadora y tan íntima, en cuanto empezamos a escribir, los miedos que tenemos dormidos en nuestro interior hacen sonar todas las alarmas: miedo a no ser lo suficientemente bueno, miedo a ser juzgado, miedo a quedarnos solos, miedo a no estar preparado, miedo al fracaso, miedo al éxito… (¡sí, existe también y es mucho más común de lo que parece!)

Cada uno de nosotros lleva dentro uno de esos miedos, o más de uno, que se transforma en una barrera a la hora de escribir. Nos cuesta sentarnos a escribir porque, inconscientemente, nos asusta la posibilidad de que ese miedo se convierta en realidad.

Y lo peor de todo es que ni siquiera somos conscientes. Si no sabemos qué es aquello que nos está frenando, es imposible abrir el cerrojo y pasar al otro lado. Por eso estoy muy orgullosa de que en el curso “Rompe el bloqueo y empieza a escribir” , por medio de sencillos ejercicios, cada uno se da cuenta del miedo que le está frenando a la hora de avanzar en la escritura y puede dar los primeros pasos para superarlo 🙂

Hay que estar muy fuerte anímica, emocional y personalmente para sentarse a escribir con seguridad, cumplir nuestros objetivos de escritura y sacar nuestros escritos donde todos pueden verlos. Si ya lo haces, enhorabuena: felicítate, porque es uno de los logros más importantes que vas a conseguir en el oficio de escribir.

Y si eres como la mayoría de nosotros, y de vez en cuando te asaltan dudas, si te cuesta mucho sentarte a escribir y no sabes por qué… ya sabes que tienes mi taller “Rompe el bloqueo y empieza a escribir” a tu disposición. Son diez días en los que trabajamos la auto-confianza, los hábitos de escritura y descubrimos las barreras que nos frenan; es muy económico, por internet, y la gente que apunta opina cosas como esta 😀 😀 😀

(¡Me encanta que este curso haya sido tan útil a tantas personas!)

El curso me ha parecido revelador. Me ha despertado y me ha puesto en marcha. Gracias a él me he conocido un poco mejor, estoy sacando fuera los miedos que me frenan y les estoy mirando a la cara y llevo dos semanas escribiendo todos los días.”  (Elia)

El curso me ha parecido una maravilla y he logrado el objetivo. Desde hace demasiados años he tenido la inquietud de escribir, las excusas han sido infinitas o más (…) me faltaba algo para emprender la escritura de manera formal, con constancia, disfrutando, fluyendo, con pasión… Con este curso exprés lo he encontrado.” (Juan Carlos)

Me ha servido mucho. Cubre unas facetas del lado humano del “aspirante a escritor” o del “escritor” que pueden resultar tan fundamentales o más que la pura técnica narrativa.” (Francisco)

El curso ha sido agradable e inspirador al máximo. Algunas cuestiones, algo duras, nos han hecho mirar hacia dentro, hacia los bloqueos y los límites, que están en nosotros” (Ernestina)

El curso me ha parecido maravilloso, intenso por lo corto que se me ha hecho y el montón de cosas nuevas que nos ha trasladado, además del aluvión de ideas y de los compañeros de viaje que he tenido.” (Laura)

Este es un magnífico curso. Parece tan sencillo, pero realmente es muy profundo y abre puertas en las que vale la pena entrar y seguir descubriendo todo lo que puede construír nuestro auto-sabotaje.” (Isabel Uribe)

Me ha sorprendido muy gratamente. No esperaba un curso tan motivador, tan íntimo y tan profundo. Lo he disfrutado del primer al último día, esperando con ansia que colgarais la siguiente entrada. Lamento no haber intervenido en más ocasiones, pero es que me ha tocado muy fuerte todo lo que aquí hemos visto.

Para mí ha sido como una inmersión en el océano. Creo que voy a sacar mucho partido de todas tus enseñanzas y que, como decía otra compañera más arriba, esto marca un antes y un después en mi sendero creativo. Creo que este curso ha sido una de las mejores cosas que he hecho en bastante tiempo.” (Zulema Salinas)

Una experiencia tan maravillosa… me llevo muchas cosas nuevas que he descubierto de mí misma” (Esmeralda Vélez)

En tan sólo 10 días he conseguido marcar unas pautas para convertir en hábito la escritura. Además ha provocado que me replantee la forma en la que relegaba la escritura al último lugar, un lugar al que nunca llegaba. Pero no sólo eso, además me ha obligado a ordenar mis tiempos y ponerme las pilas en otros campos de mi vida. Sin duda alguna recomiendo este curso a todos los que deseen ser escritores, porque yo ya soy una.” (Carmen)

Me ha resultado interesantísimo. Las partes teóricas excelentes. Muy motivadoras, muy convincentes. Y no digamos de las PRÁCTICAS o TAREAS. Unas muy profundas que nos han hecho meditar, reflexionar bastante, otras amenas y divertidas. ¡Me ha encantado! Me ha dado seguridad. Me ha proporcionado ilusión. He aprendido mucho y tengo muchísima tarea por delante”. (Juanmi)

Estoy encantada de haber seguido este curso, espero poner en práctica los consejos y las estrategias para motivarnos y conseguir nuestro objetivo” (Betty)

Haz click en el cartel para ver toda la información y apuntarte si lo deseas: 

Add A Comment