Los dos puntos y el punto y coma: esos grandes desconocidos

¡Los dos puntos existen! 🙂

Bromas aparte, lo cierto es que buena parte de los escritores que empiezan olvidan utilizar algunas de sus herramientas. Son los otros signos de puntuación, no tan populares como la coma y el punto, pero igualmente útiles y necesarios, pues cada uno sirve a unos propósitos muy diferentes a la hora de redactar. 

Lo que me suelo encontrar en mis talleres (y en muchos textos que leo por internet) son textos que utilizan fundamentalmente los signos de puntuación del punto y la coma. Fin.  Pero existe todo un abanico de otros signos que no sólo va a darle claridad, naturalidad y riqueza a nuestra redacción, sino que en ocasiones son insustituibles.

Si escribes usando sólo el punto y la coma tu escritura no será tan cuidada y correcta como podría ser; incluso, en ocasiones, podría resultar confusa o incorrecta.

Esos pobres signos desconocidos que mucha gente tiene olvidados los dos puntos, el punto y coma, los paréntesis (o rayas) y los puntos suspensivos –de los que ya hablé en este otro artículo. Hoy quiero dedicarles al punto y coma y los dos puntos el espacio que se merecen para que nuestra redacción sea clara, correcta y rica.

Los dos puntos:

¿Qué son? Los dos puntos son este signo de puntuación [ : ]

¿Qué marcan? Una pausa abrupta en el discurso.

¿Cuál es su intención?  Detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que sigue a continuación. Es como si gritaran: “¡Un momento, esto es importante!”

¿Cómo se distingue de la coma?  La pausa es mucho mayor que la de la coma y normalmente es incorrecto usar coma cuando lo que corresponden son dos puntos.

¿Cuándo se utiliza? Se usan en los casos siguientes:

1/ Para dar paso a una enumeración, a una lista de elementos.

“Van a subastar tres manuscritos: uno de Borges, otro de julio Cortázar y un tercero de Antonio Machado”.

También para cerrar una enumeración, mostrando la conclusión final, se utilizan los dos puntos.

Natural, sana y equilibrada: así debe ser una buena alimentación.”

2/ Los dos puntos preceden a las citas textuales. En este caso, después de los dos puntos se suele escribir la primera palabra con inicial mayúscula. Ejemplo:

Ya lo dijo Descartes: «Pienso, luego existo».

3/ Tras las fórmulas de saludo en las cartas y documentos. También en este caso la palabra que sigue a los dos puntos se escribe con mayúscula y, generalmente, en un renglón aparte.

Querido amigo:

Hace dos meses que quería escribirte…”

4/ Se utilizan los dos puntos cuando explicamos algo y, a continuación, damos un ejemplo. Por ejemplo, aquí: 😉

De vez en cuando,  Álvaro tiene algunos comportamientos inexplicables: hoy ha venido a la oficina con las zapatillas de andar por casa”.

5/ En general, en cualquier momento que necesitemos una pausa mayor que la de una coma, y queremos hacer especial énfasis en lo que se dice después de los dos puntos, por ejemplo, cuando se trata de la conclusión de un razonamiento o de algo sorprendente que queremos remarcar.

Siempre lo sospeché: estaba loco”.

Encontró lo que buscaba: el cofre de las joyas”.

El punto y coma:

¿Qué es? El punto y coma es este signo de puntuación [ ; ]

¿Qué marca? Indica una pausa superior a la marcada por la coma e inferior a la señalada por el punto.

¿Cuál es su intención? Por lo largo de la pausa, tiene la intención de dividir oraciones completas entre sí.

¿Cómo se distingue de la coma? La pausa es mayor que la de la coma y, al dividir siempre (¡siempre!) enunciados completos, la entonación de la frase decae claramente cuando aparece un punto y coma (más parecido a cuando usamos punto que cuando usamos coma).

¿Cuándo se utiliza?

Se utiliza en estos casos:

1/ Delante de conjunciones como pero, mas y aunque, sin embargo, por tanto, por consiguiente, en cambio cuando la frase tiene cierta longitud.

Lorena estaba muy emocionada con la idea de venir a la fiesta; por tanto, dejó todo lo que tenía planeado para prepararse”

Su discurso estuvo muy bien construido y fundamentado sobre sólidos principios; sin embargo, no consiguió convencer a la mayoría de los diputados del Congreso”

2/ Para separar los elementos de una enumeración cuando se trata de oraciones complejas que incluyen comas. Ejemplos:

“La chaqueta de Sebastián  era azul; los pantalones, grises; la camisa, blanca y el abrigo, negro.”

3/ Para separar frases completas yuxtapuestas, es decir, que indican acciones que ocurren a un mismo tiempo, especialmente cuando en estas se ha empleado la coma. Ejemplos:

La muchacha, gozosa, corría hacia su casa; sus padres, preocupados por ella, no cesaban de llamarla al móvil”.

En aquel alegre día de primavera los pájaros cantaban; el sol, mientras, salía por el horizonte

En muchos de estos casos, se podría elegir separar las frases con punto y seguido.

Muchas veces depende del estilo y la intención del autor, ya que las frases muy cortas (os recuerdo que una frase dura hasta que llega el punto) crean un ritmo muy rápido y cortante; en cambio, las frases más largas -en las que se usan punto y coma, dos puntos o paréntesis- imprimen un ritmo más pausado… pero pueden resultar más confusas. 

¡No te olvides del punto y coma!

Ya ves que es esencial para separar frases largas. He visto muchas veces frases de más de 3 ó 4 líneas estaban separadas sólo por comas: casi siempre falta ahí un punto y coma o dos puntos.

¿Y tú? ¿Usas punto y coma, y dos puntos, habitualmente? Cuéntanos en los comentarios.

RECUERDA QUE SI QUIERES DAR UN SALTO EN LA CALIDAD DE TUS ESCRITOS puedes apuntarte a alguno de mis TALLERES LITERARIOS POR INTERNET en Portaldelescritor   y empezar a escribir con mi apoyo y revisiones, en compañía de otros escritores.

Y también puedes seguir aprendiendo con mis ebooks:

en busca (2)

200 IDEAS PARA ESCRIBIR 2

Comments

  1. ¡Gracias Diana!

    Este artículo va directo a mi carpeta de artículos de uso recurrente sobre puntuación, ortografía y gramática.

    El punto y coma es ese signo que, no sé muy bien por qué, siempre hace que nos surjan dudas. Y leyendo tus ejemplos (metido en la vorágine de escribir palabras a diestro y siniestro para el NaNoWriMo) ya he encontrado varios párrafos que podrían mejorar si hago un uso inteligente del [ ; ].

    Un saludo.

    David

    1. Estupendo, David, me alegro. Siempre me da pereza escribir este tipo de artículo, a priori menos interesantes que los dedicados a técnica o motivación, pero al final resuelven dudas a mucha gente. 🙂
      Un saludo!

  2. Norma Tapia

    Muy interesante, Diana. Me aclaró muchas dudas. Gracias por compartirlo.
    Saludos cordiales

    Norma

  3. alberto

    Querida Diana:
    Uso bastante los signos de puntuación. Tal vez no lo que debería. De lo que si estoy seguro, es que tu ayuda es muy buena. Trato de seguir todos tus talleres cortos, a veces me los pierdo, porque en el campo no tengo tiempo; tampoco buena señal. Me gusta mucho utilizar tambien el resto de los signos de puntuación: puntos suspensivos…, signos de pregunta ¿?; adolezco bastante de los signos de admiración!¡, los que me resultan difíciles de aplicar, no porque no sepa su uso: los olvido. También los paréntesis, los guiones de dialogo, las comillas. No voy a dejar de agradecerte cada nueva ayuda que nos das con estos post. Gracias y te mando un beso grandote.

  4. Amparo Soria

    Hola Diana, la verdad, he empezado hace poco a incluir el punto y coma, los otros signos sí los utilizo más. Tus artículos me vienen muy bien, estoy mejorando poco a poco en mi escritura.
    Me alegro un montón haber descubierto, por casualidad, Portal del Escritor y más de haberme animado a entrar en el grupo. Encantada.

    ¡Gracias! Un saludo

    1. Hola, Amparo: genial que te estén sirviendo los artículos… ¡y el grupo! Nos lo pasamos bien, eso sin duda, jeje 😉 Un abrazo

  5. Pingback: Dudas de escritores respondidas (II) – Diana P. Morales, consejos e inspiración para vivir una vida creativa y desarrollar tu talento.

Add A Comment