Libros frescos para el verano: grandes novelas en países remotos.

El verano es una época perfecta para dejar volar la imaginación. Qué placer es aprovecharlas vacaciones -preferiblemente en la playa, con el rumor de las olas- sumergirnos en aventuras y vidas ajenas. ¿No os pasa a vosotros/as?

Os dejo una primera serie de LECTURAS FRESCAS PARA EL VERANO en las que os propongo viajar a lugares remotos.


1. SEDA
, de Alessandro Baricco.

Una deliciosa novela corta que se degusta en pequeños bocados, en la que seguirás al protagonista hasta el Japón de los feudos y los emperadores.

Argumento: Hervé Joncourt comienza a dedicarse a comerciar con Seda y, en Japón, entabla relación con uno de los señores feudales del lugar y con su misteriosa compañera.

Época y lugar: Final del siglo XIX, Francia y Japón.

Inicio: «(…) Corría el año de 1861. Flaubert estaba escribiendo Salambó, la luz eléctrica era todavía una hipótesis y Abraham Lincoln, al otro lado del océano, estaba combatiendo en una guerra de la cual no vería el fin. Hervé Joncour tenía 32 años.

Compraba y vendía.

Gusanos de seda».

2. EL CUARTETO DE ALEJANDRÍA, de Lawrence Durrell.

La mítica ciudad de Alejandría  es un personaje más en la fascinante saga de este autor británico, todo un clásico de la literatura, escrita con una prosa exquisita.

Argumento: un profesor de inglés en Alejandría queda fascinado por Justine, una mujer casada, a la par que se desenvuelve en el ambiente de los expatriados británicos en el lugar.

Época y lugar: Principios del siglo XX. Alejandría (actual Estambul)

Inicio:«Otra vez hay mar gruesa y el viento sopla en ráfagas excitantes: en pleno invierno se sienten ya los anticipos de la primavera. Un cielo nacarado, caliente y límpido hasta mediodía, grillos en rincones umbrosos, y ahora el viento penetrando entre los grandes plataneros, escudriñándolos. Me he refugiado en esta isla con la niña, la hija de Melissa».


3. LA ESPOSA DEL DIOS DEL FUEGO
, de Amy Tan.

Trasládate a la lejana China, un país tumultuoso, rico, lleno de tradiciones, donde la joven Wei Wei tendrá que aprender a sobrevivir y ser adulta. Una historia esperanzadora y apasionante.

Argumento: Wei Wei se enamora y se casa muy joven, justo cuando se inicia la guerra entre China y Japón. Una guerra que vivirá también paralelamente dentro de su matrimonio y que, años después, le narrará a su hija, ya adulta, para intentar mejorar la relación entre ambas.

Época y lugar: China a mediados del siglo XX.

InicioCada vez que mi madre habla conmigo, empieza a conversar como si ya estuviéramos en medio de una discusión».

4. MI FAMILIA Y OTROS ANIMALES, de Gerald Durrell.

Divertidísima y preciosa historia que narra las aventuras y desventuras de la familia del autor en la isla griega de Corfú en el período de entreguerras.

Argumento: los Durrell (madre viuda y cinco hijos), una típica familia británica, se traslada a una isla griega donde chocarán con la cultura mediterránea del lugar, a la vez que se enamorarán del sitio y de los lugareños. Precioso canto a la vida, a la naturaleza y a la alegría.

Época y lugar: Corfú (Grecia), años 30.

InicioEsta es la historia de cinco años que mi familia y yo pasamos en la isla griega de Corfú. En principio, estaba destinada a ser una descripción levemente nostálgica de la vida natural de la isla, pero, al introducir a mi familia en las primera páginas, cometí un error: una vez sobre el papel, procedieron de inmediato a tomar posesiónde los capítulos, invitando además a sus amigos».

5. MEMORIAS DE ÁFRICA, de Isak Dinesen.

Adorarás este continente lleno de magia cuando lo leas.

Argumento: la autora, Karen Blixen (Isak Dinesen fue un peseudónimo) se inspira en esta novela en algunas de las experiencias de su vida en África, con un delicioso tono lírico. Por momentos, parece pura poesía.

Época y lugar: Kenia, principios del siglo XX.

Inicio:  Se abre con una frase ya clásica: “Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong“.

6. LA PESCA DEL SALMÓN EN YEMEN, de Paul Torday.

Una entretenida novela en la que un británico tendrá que vérselas con costumbres de ese lejano país y lidiar también con la diplomacia europea.

Argumento: Fred es un funcionario británico, con síndrome de Asperger y al que acaba de dejar su mujer. Recibe entonces un encargo más que extraño: un excéntrico jeque quiere construir un lago en medio del desierto de Yemen y llenarlo de salmones para poder practicar allí la pesca.

Época y lugar: Gran Bretaña y Yemen, actualidad.

Inicio:«»

7. EL DIOS DE LAS PEQUEÑAS COSAS, de Arundhati Roy.

Una de las novelas más hermosas que leerás jamás. Eso sí, no es una lectura ligera: es literatura a lo grande, de la que deja una huella perenne.

Argumento: Varias historias paralelas transcurren en dos tiempos: por un lado, los mellizos Estha y Rael intentan llevar una vida normal y recuperarse de un trauma infantil. Por otro, conoceremos la historia de su madre, que se enamora de un “intocable”, alguien de una casta muy inferior. Además, una niña desaparece.

Época y lugar: Un pueblo llamado Ayemenem en India, en 1969 y 1993.

InicioMayo, en Ayemenem, es un mes caluroso y de ansiosa espera. Los días son largos y húmedos. El río mengua y cuervos negros se dan atracones de lustrosos mangos sobre árboles imóviles, de un verde polvoriento.»

8. LA SEÑORITA SMILA Y SU ESPECIAL PERCEPCIÓN DE LA NIEVE, de Peter Hoeg.

Antes de la explosión de novela negra de países nórdicos esta novela de los años 80 ya apuntaba maneras: situada en Dinamarca, en pleno invierno, la protagonista intentará resolver el asesinato de un niño en la nieve. Inquietante intriga rodeada de parajes helados.

Argumento: Un niño aparece muerto en la nieve una noche en Copenague y, a su lado, solamente sus huellas. La policía entiende que se ha tratado de un accidente, pero Smila (que conocía al niño por ser hijo de unos vecinos) descubre algo en la nieve y empezará a investigar por su cuenta.

Época y lugar: Dinamarca y Groenlandia, años 80.

InicioHace un frío espantoso -18 °C bajo cero-, y está nevando. En el idioma que ya ha dejado de ser el mío, este tipo de nieve se llama qanik:  grandes cristales, casi ingrávidos, que caen en forma de copos cubriendo el suelo con una blanca capa de escarcha en polvo. La oscuridad de Diciembre sale de la tumba y se eleva en el aire».

9. CANADÁ, de Richard Ford.

Uno de los mejores narradores contemporáneos nos traslada inhóspitos paisajes de Norteamérica… y de una adolescencia complicada.

Argumento: La vida de Dell, un chico de 15 años, se trastoca por completo cuando sus padres son detenidos por atracar un banco. Acabará cruzando la frontera a Canadá, lugar en el que tendrá que comenzar de nuevo y convertirse en adulto.

Época y lugar: Montana (EEUU) y Canadá, años 60.

Inicio: «Primero contaré lo del atraco que cometieron nuestros padres. Y  luego lo de los asesinatos, que vinieron después»

10. LA PERLA, de John Steinbeck.

Otra mítica novela corta. La vida de pescadores y gentes del pueblo es retratada, a la par que grandes pasiones humanas, como la avaricia y la lealtad. Una joyita, como su mismo nombre indica.

Argumento: Un pescador encuentra una mítica (y enorme) perla, justo el día que a su hijo le pica un escorpión. Decide venderla para conseguir el dinero y salvar a su hijo, pero la empresa no resulta fácil: todo el mundo sabe que ha conseguido la perla y quieren conseguirla de un modo u otro.

Época y lugar: Situada en Baja California (México), años 40.

Inicio:«»


¿Te gusta escribir? ¿Te sirven los consejos que doy en mi blog?

Entonces te puede gustar adquirir alguno de mis manuales de escritura, con consejos más concretos y tareas prácticas para mejorar tu escritura hoy mismo.

 En busca del estilo propio

 200 ideas para escribir

Construyendo un personaje

 


 

Como siempre, espero tus comentarios. ¿Conocías estas novelas? ¿Te gustan? ¿Cuáles son tus planes de lectura para el verano?

Comments

  1. Arantxa Rufo

    Muchas gracias por la recomendación. Apuntados para meter en la mochila estas vacaciones 😉

Add A Comment