Cómo proteger tus textos del plagio (y qué hacer si te plagian)

Una de las mayores preocupaciones de mis alumnos en los talleres es el miedo a que alguien pueda plagiar sus textos si los comparten, bien en el foro privado del taller, en facebook, en su blog o bien al enviarlo a un certamen literario. Resuelvo aquí las dudas sobre esta cuestión por si también a vosotros/as os preocupa este tema.

Pero tranquilidad: es más el miedo que la realidad (como casi siempre en esta vida).

¿Es común el plagio?

No. En este aspecto tengo que ser categórica.

En especial en el caso de obras literarias (relatos, novelas, poemas…) el plagio es algo muy raro. Llevo más de 15 años impartiendo talleres, he tenido más de 1.000 alumnos (y más que han pasado por Portaldelescritor) y no hemos registrado ni un solo caso.

Lo normal es que la gente quiera publicar y gustar gracias a sus propios textos, por lo que los casos de plagio en literatura son poco comunes.

Ahora bien: en el caso de artículos de revistas y posts de blogs la probabilidad aumenta (sin llegar, en ningún caso, a ser algo frecuente). ¿Por qué? Tal vez el hecho de no ser una obra de “creación artística” hace que algunas personas piensen que no hay ningún problema en usar tu texto.

La misma naturaleza digital de esos textos (muchas veces nacen, como este, directamente en internet y están expuestos rápidamente a la lectura de muchas personas) puede también tener que ver. De hecho, a mí me ha pasado, me plagiaron un post de este mismo blog. Pero, de nuevo, tranquilidad: hay solución.

Has terminado una obra literaria, ¿cómo protegerla?

Lo más seguro para quedarte tranquilo/a es registrar tu obra en el Registro de la Propiedad Intelectual de tu ciudad. Aquí tienes una lista de las direcciones. Si tienes dni electrónico puedes registrarlo online.

Recuerda que te va a costar dinero (entre 12€ y 20€) y que deberás llevar una copia impresa y una en cd-rom. No hace falta registrar cada obra que terminas: por ejemplo, puedes reunir varios de tus cuentos, ponerles un título (aunque sea “Cuentos de -tu nombre”) y registrarlos todos juntos.

Pero -y esto es muy importante- en el caso de que denunciaras a alguien porque te han plagiado, lo más importante es demostrar que tú creaste esa obra -antes que la otra persona. ¿Cómo podrías demostrarlo?  Por ejemplo:

-Si tienes archivos de texto guardados en tu ordenador o tablet con una fecha anterior que la otra persona

-Si le has enviado a algún amigo (o a ti mismo) ese texto por email antes de que la otra persona lo haya registrado, tú tienes la prueba de que ese texto fue creado por ti.

-Si has leído ese texto en un recital y tienes testigos

Es decir: que una forma sencilla de quedarte instantáneamente tranquilo/a es mandarte a ti mismo por email el texto antes de colgarlo en internet.

Ahora bien: en el caso de una novela o un trabajo más largo, te aconsejo -por mayor seguridad- el registro.

¿Te han plagiado un texto que habías colgado en internet?

Desgraciadamente, como ya comenté antes, este caso es más común. A mí misma me ha pasado: me copiaron uno de mis artículos originales de este blog.

Hay que recordar además que el plagio no sólo consiste en copiar palabra por palabra tu texto, sino también una idea original y su desarrollo.

Me explico: no puedes denunciar por plagio una idea muy común (como la de este artículo o como un cuento en el que una mujer descubre que su marido le engaña); pero cuando el contenido es original y muy distintivo, está protegido: por ejemplo, cualquiera de mis artículos basados en mi experiencia profesional (la mayoría de los de este blog) o un relato en el que una mujer se da cuenta de que su marido la engaña, le mata y crea un clon de su marido para sustituirle y al final del cuento descubre que el clon le engaña con la misma mujer.

En mi caso, me plagiaron uno de los posts que más trabajo me costó redactar, lleno de consejos para escritores que he tardado más de 15 años en recopilar, y simplemente cambiaron las palabras de la redacción, pero todas las ideas y consejos estaban allí – como si se le hubieran ocurrido mágicamente a esa persona (No comento quién es para no dar publicidad a su blog).

Como os imaginaréis, no me sentó nada bien. Pero una vez calmada, estos fueron los pasos que di:

  1. Escribe al blog e infórmale de que el contenido es de tu propiedad. No olvides incluir enlace a tu blog. Ruégales que lo eliminen o que indiquen que eres el autor/a. Si, además, tuviste la precaución de registrar el texto o enviártelo por email en una fecha anterior, házselo saber. Hazlo en tono amistoso, como si la persona no se hubiera dado cuenta de que lo que ha hecho es ilegal… porque a veces, sencillamente, es así. Mucha gente no es consciente.
  2. Puedes, también, dejarles un comentario público con el mismo texto que en el email.

Tal vez este paso sea suficiente para que esa persona retire el post plagiado. No fue mi caso (el hombre no me contestó siquiera al email) así que di un paso más:

3) Denúncialo a google (e informa a esa persona). En esta dirección puedes denunciar tu caso y google lo examinará, penalizando al blogger incluso con la retirada de su blog. En el blog de Eduardo Martínez puedes ver paso a paso cómo hacerlo si tienes alguna duda.

No olvides escribir al blogger e informarle de que le has denunciado.

Si nada de todo eso sirve, puedes optar por:

4) Denunciarlo a la justicia. Aunque esperemos que la cosa no llegue a tanto.

Una de las primeras reacciones que puedes tener es denunciarlo en las redes sociales, pero los bloggers que consulté, de máxima confianza, me animaron a no hacerlo. Entre otras cosas, porque eso le daría publicidad al otro blog o web.

Por último, os dejo una herramienta muy útil para ver si alguien ha plagiado alguno de los contenidos de tu web o blog: http://www.copyscape.com/  (Eso sí, sólo vale para cuando te copian palabra a palabra).

¿Y a vosotros/as? ¿Os han plagiado alguna vez?

Comments

  1. Hola, Diana.
    Yo tuve la mala suerte de que me plagiaran un relato por completo. Palabra por palabra. Sólo cambiaron el título y, por supuesto, no se me nombraba como autor por ningún lado.
    Hice lo que recomiendas: mandar un correo y poner un mensaje en el blog diciendo que el relato era mío y que tenía pruebas que lo demostraban.
    No recibí ninguna contestación, pero al menos el contenido fue retirado…
    Muchas gracias por los recursos, creo que el plagio es algo que preocupa a todos los que escriben o crean algo de valor.
    Un saludo ^^

    1. Hola, Rafa: vaya faena, menos mal que al final conseguiste que lo retiraran, eso es lo más importante. Aunque el mal trago no te lo quita nadie, pero mira, aquí tienes también algunas fórmulas sencillas para proteger tus relatos en el futuro.
      Un saludo afectuoso

  2. Puf, qué contarte… Varios casos de copia-pega de contenidos.
    Mi blog tiene licencia CC y permito que el contenido sea compartido e incluso se copie y pegue parte de él. Solo pongo dos condiciones: que me nombren como autora (que para eso lo he dedicado horas de creación) y que no se coloque la entrada entera sino un “Siga leyendo” y se enlace a mi blog.
    Así y todo, un día encontré que 28 entradas de mi blog copiadas a saco en otro; tenía el correo invadido de pingbacks. Casi me da un patatús porque no sabía si era spam o qué… Por suerte lo retiraron.
    Finalmente, lo que hago es escribir al autor del blog y lo que jamás hago es decirlo en las redes sociales, para no dar tráfico a una web que no se lo merece.

    1. ¡Vaya, Mariana,qué horror! Si yo ya lo pasé mal con un único artículo, no puedo pensar en ver 28. Lamentablemente, parece que en la escritura de blogs el plagio está extendido… Menos mal que se suele resolver. Abrazos

  3. Heclist Blanco

    Hola Diana,

    Siempre ha querido crear un blog para mis poemas pero precisamento no lo he hecho por miedo al plagio, pero si me gustaria que me leyeran en la web. Gracias por los consejos, me parecen muy útiles, igual que tu blog 🙂

  4. Pingback: ¿Qué hacer cuando has terminado de escribir tu libro? ‹ Diana P. Morales, consejos e inspiración para vivir una vida creativa y desarrollar tu talento.

Add A Comment