Auto-edición y co-edición: ¿es una buena opción para tu libro? ¿Cuáles son las diferencias?

Últimamente me han escrito varias personas preguntándome dudas sobre contratos de co-edición y auto-edición, hasta tres veces el último mes. Por supuesto, es una de las dudas más frecuentes entre las personas que han terminado de escribir un libro.
¿Qué opción es mejor para tu libro: auto-editar, co-editar, buscar editorial…? ¿Qué ventajas y desventajas tiene cada una? Si me decido por la “co-edición”… ¿cómo saber si lo que te están cobrando es justo y si esa es la mejor opción para tu obra?

En este post descubrirás:

  • Cuál es la diferencia entre auto-edición, co-edición y edición clásica.
  • Cuáles son los precios y servicios habituales de las opciones de auto-edición y co-edición.
  • Cómo distinguir si tu contrato de auto-edición o co-edición es justo o si se están aprovechando de ti.

Respondo aquí a las principales dudas que me han preguntado, porque seguro que os pueden servir a muchos de vosotros (si no ahora, más adelante, cuando os planteéis publicar vuestros textos).

Describo aquí en qué consiste cada una de las opciones, cuáles son las ventajas y desventajas, y los precios aproximados:

Edición clásica:

La edición clásica es aquella en la que una editorial consolidada decide publicar tu libro y comercializarlo en librerías y a través de tiendas online. La editorial apuesta por tu libro porque cree que es bueno y merece ser publicado y porque está segura de que conseguirá venderlo y generar beneficios para ellos (o como mínimo recuperar los gastos).

  • Gastos para el autor: cero.
  • Gastos de la editorial: La editorial corre con todos los gastos (a saber: corrección, maquetación, diseño de portada, impresión de los ejemplares, distribución y promoción).
  • Beneficios para el autor: están especificados en el contrato. Generalmente suelen rondar el 10% del pvp del libro -o de los beneficios de su venta, depende del contrato que se firme. La editorial se lleva el 90% de los beneficios (con los que pagan los gastos del libro y, el restante, es el beneficio neto)
  • Ejemplares que se lleva el autor: las editoriales suelen regalar algunos ejemplares (entre dos y 10 ejemplares) para el autor.
  • Trabajo para el autor: entregar el ejemplar, revisar las correcciones de la editorial y la portada, acudir a las presentaciones del libro y contestar entrevistas (si las hubiere).

Ventajas: el autor se desentiende de toda la tarea de edición y se puede dedicar a escribir su siguiente libro. No necesita, además, hacer ninguna inversión.

Desventajas: el autor no tiene control sobre los aspectos de la edición (es la editorial la que toma, en última instancia, las decisiones, aunque muchas veces pregunta al autor), ni sobre la comercialización. Los beneficios económicos dependen de la venta y hay que vender muchos libros para ganar algo de dinero.

 

Auto-edición:

Una modalidad muy antigua -más de lo que podemos pensar. En esta opción es el autor el que corre con todos los gastos, prescindiendo de la intermediación de una editorial clásica.
¿Sabías que Marcel Proust tuvo que auto-editarse el primer libro de “En busca del tiempo perdido?”? Más tarde, cuando ya se había dado a conocer, una editorial le publicó los siguientes.
  • Gastos para el autor: el autor corre con todos los gastos.
    • Beneficios para el autor: el autor se lleva todos los beneficios y se ocupa de vender los ejemplares, organizando sus propias presentaciones y su propia promoción.
    • Ejemplares que se lleva el autor: todos los ejemplares.
    • Trabajo para el autor: entregar el ejemplar, revisar las correcciones de la editorial y la portada. Vender y promocionar su libro.

Ventajas: el autor recibe los libros en su casa y controla completamente el proceso de venta y comercialización de su libro. Una vez cubiertos gastos, todos los beneficios son para el autor.

Por ejemplo, si la autoedición de 100 ejemplares le ha costado 500€ y decide vender esos libros (entre sus conocidos, o tal vez llegando a acuerdos con librerías, o por internet) a 11€ podría conseguir 600€ de beneficio.

Desventajas: el autor tiene mucho más trabajo. Debe dedicarle mucho trabajo y constancia, si quiere vender el libro a mucha gente.

AUTO-EDICIÓN ONLINE

Si estás pensando en subirlo a Amazon y venderlo allí, recuerda informarte bien del proceso de edición y de cómo vender. Una vez allí, tu obra tendrá que competir con miles de libros y tienes que conocer muy bien el entramado de Amazon, sus técnicas, trucos, promociones especiales, etc… para conseguir hacerte un hueco.

————————————————

Si quieres conocer las técnicas y los secretos de los profesionales en Amazon, en Portaldelescritor hemos creado un curso exprés online, Publica en Amazon como un experto.

El autor super-ventas Alejandro Capparelli te explica cómo editar tu libro en Amazon paso a paso, cómo multiplicar tus ventas, conseguir reseñas, aprovechar todas las herramientas de la plataforma… y las técnicas y trucos que los escritores profesionales usan en Amazon. Infórmate aquí.

————————————————

La ventaja más evidente de la auto-edición online es que te ahorras el monto de la impresión de libros y puedes llegar a mucha más gente. Pero en ocasiones te puede convenir también editarte en papel aunque sea un pequeño número de ejemplares para hacer una presentación, por ejemplo, que suele ser una buena manera de darse a conocer.

AUTO-EDICIÓN IMPRESA (por medio de una editorial de auto-edición)

La auto-edición se puede hacer de forma auto-gestionada -es decir, el mismo autor/a maqueta su libro, diseña su portada y busca y paga una imprenta- o puede hablar con una editorial de auto-edición (como Bubok, Lulú, Círculo Rojo…) y pagarles para que ellos se ocupen de gestionar todo.

Gastos de la editorial: La editorial no tiene gastos en este caso.

Gastos del autor: Todos los gastos. Si contrata a una editorial de auto-edición, debe contar entre sus gastos con el precio del servicio de la editorial; aunque, eso sí, se ahorrará mucho trabajo ya que ellos se encargarán de maquetar, diseñar, imprimir, etc.

Atención: si firmas un contrato de auto-edición, ese contrato debe especificar la inversión que va a hacer el autor y todos aquellos servicios que la editorial se ofrece a realizar.  El total puede incluir:

  • Gastos de impresión: para que te hagas una idea, si imprimes un mínimo de 100 ejemplares, cada ejemplar te va a costar entre 3€ y 5€ (dependiendo de la extensión: un libro que resulta tener 100 páginas te costará alrededor de 3€ el ejemplar; un libro de 350 páginas, alrededor de 5€. Siempre en formato stándar 15×21).
  • Gastos maquetación y portada: no deberían cobrarte más de 2€ por página. Es de aquí de donde suelen salir los beneficios de la editorial.
  • Corrección: pocas editoriales de coedición se comprometen a corregir tu obra. (Si es así, debes sumar al precio 2€ más -aprox- por folio de tu manuscrito)

El resto de lo que te piden será el beneficio de la editorial. Echa cuentas y comprueba si te parece justo antes de firmar un contrato de auto-edición.

  • Un ejemplo: tienes una novela de 100 folios, que se convertirá en un libro de 180 páginas. Los gastos serían (aproximadamente): 300€ de maquetación y 400€ de impresión (100 ejemplares). Total: 700€.  Si te cobran 1.000€  estarán ganando unos 300€ sólo por gestionar la impresión y maquetación. Valora si te parece un buen precio a pagar o si prefieres ahorrártelo y buscarte tú mismo/a una imprenta.

Co-edición:

Llegamos a la madre del cordero: porque el problema con el que se encuentran muchos autores hoy en día es que hay editoriales que dicen ser de co-edición (y se supone que corren con parte de los gastos) y en realidad son editoriales de auto-edición encubiertas que se aprovechan del autor y hacen que este pague mucho más de lo que debería.

Básicamente, la coedición sería aquella en la que la editorial paga el 50% de los gastos y recibe el 50% de los beneficios de venta. Exactamente lo mismo que el autor. Especificamos:
  • Gastos para el autor: el 50% de los gastos. La editorial pagaría el otro 50%.

Atención: en el contrato se debe especificar la inversión que va a hacer el autor y todos aquellos servicios que la editorial se ofrece a realizar. ¿Recuerdas los datos que hemos dado antes? Pues ahora el gasto del autor, si se trata de una coedición real, debería ser LA MITAD de lo que especificábamos en el epígrafe de autoedición.

Es decir, que si para una novela de 100 folios, el coste de autoedición era de unos 700€ (o de 1000€ si incluía corrección), en la co-edición debería ser LA MITAD.

Recuerda que en este caso, al tratarse de una co-edición, se supone que los beneficios de la editorial vienen de la venta del libro (y no los tienes que pagar tú)

  • Gastos de la editorial: En principio, el 50% de los gastos generados por la impresión y por el resto de servicios a los que se comprometen. En ocasiones, estos incluyen corrección, maquetación y diseño de portada, y en otras ocasiones también incluyen promoción y presentaciones.

Atención: pide que en el contrato esté especificado todo lo que la editorial se compromete a hacer.

  • Si te van a cobrar por realizar presentaciones de libros, que el contrato especifique cuántas serán y dónde se realizarán.
  • Si se comprometen a hacer publicidad, pídeles que el contrato especifique en qué medios aparecerá anunciado tu libro y cuántos anuncios contratarán.
  • Si entre sus servicios se encuentra la distribución de tus libros en librerías, asegúrate de que el contrato especifique cuántas librerías, cuáles son, en qué ciudades.
  • Beneficios para el autor: el autor se lleva el 50% de los beneficios.
  • Ejemplares que se lleva el autor: en este apartado hay varias opciones. Hay editoriales de coedición que le darán al autor el 50% de los ejemplares para que los venda y ellos se comprometerán a vender el 50% restante.

Lo que no debes hacer: una editorial de coedición no es una editorial de edición “a la antigua usanza”. No firmes un contrato en el que pagas más de 500€ por gastos de coedición y en el que la editorial solo te da unos pocos ejemplares para ti (5 ó 10 por ejemplo). Asegúrate de que recibes al menos la mitad de los ejemplares.

¿Por qué? Porque hoy en día se pueden imprimir solo 10 ejemplares en cualquier imprenta y puede que la editorial no lleguen a imprimir más que los ejemplares que te entregan a ti (y algunos para unas pocas librerías). En ese caso te habrían cobrado un dinero por imprimir 200 ejemplares que no se han impreso.

Otra cosa que no te aconsejo hacer: no firmes un contrato de más de 150 ejemplares. Muchos autores creen que llegarán a vender muchísimos libros (y la retórica de algunas editoriales de co-edición poco honestas les hacen creer que lo conseguirán).

La realidad de las “co-ediciones” suele ser que la mayoría de las ventas las consigue el propio autor a sus amigos y conocidos (o trabajándose él la promoción y las presentaciones).

Mi consejo es que pidas una primera edición pequeña (entre 80 y 150 ejemplares). Recuerda que, si las ventas van bien, siempre puedes encargar 100 más y te aseguras de que estás pagando por lo que recibes.

  • Trabajo para el autor: depende mucho del tipo de acuerdo al que llegue con la editorial. No obstante, en la mayoría de los casos, recuerda que, por mucho que prometan en el contrato, la promoción del libro va a ser trabajo del autor.

Ventajas: si se trata de una empresa de coedición honesta, el autor se ahorra el 50% de los gastos y la editorial se encarga de buena parte del trabajo (corrección, maquetación, distribución, promoción).

Desventajas: que se trate de una auto-edición encubierta y el autor acabe pagando todos los gastos de la impresión del libro MÁS el 50% de los beneficios de venta.

¿Y tú? ¿Has tenido alguna experiencia con la auto-edición o la co-edición y quieres compartirla en los comentarios? ¿Tienes dudas? Pregúntame.

Comments

  1. Mónica

    Entonces ¿cuál sería la mejor opción?
    Las editoriales tradicionales no están recibiendo manuscritos de escritores noveles y esperar ganar un concurso nos exige escribir para cada uno casi de forma exclusiva. Es muy difícil tener un cuento o una novela que responda a todos los requisitos que figuran en las bases.
    Incluso para autoeditar tienen condiciones. De hecho, tengo terminado un libro de cuentos para adultos y dos editoriales me respondieron que 38 páginas A4 eran muy pocas.
    Un abrazo desde Buenos Aires

    1. Mónica, la mejor opción siempre depende de lo que el autor quiera para su libro y de las oportunidades que le surjan.

      Si lo que deseas es despreocuparte de impresión, edición y promoción, la mejor opción es la edición tradicional; claro, que esto no siempre es una opción si no encuetras editorial.

      La auto-edición y co-edición son los otros caminos y tienen sus pros y sus contras: al autor le corresponde valorar si los precios y lo que ofrecen las editoras les convienen. Mi intención con el artículo es aclarar qué es lo que ofrece cada una de esas alternativas y, sobre todo, que sepáis lo que estáis firmando.

      Respecto a lo que comentas de las 38 páginas: efectivamente, las imprentas no imprimen libros que no tengan un mínimo de 68 páginas, pero es por una razón física. Con menos de ese paginado no podría tener un “canto”, con lo que en vez de un libro sería un folleto grapado.
      Espero haber sido de utilidad, un saludo afectuoso

  2. Mónica

    ¡Gracias, Diana!
    Deberé escribir un poco más para darle otra oportunidad a mi libro. ¡Un abrazo!

  3. Buenas,

    Es interesante el artículo. La verdad es que no veo el tema de la co-edición. O churras o merinas, pero medias tintas siempre son malas. Si una editorial confía en un libro debería ir a muerte y no pedir pasta al escritor.

    Respecto a la autoedición, la he llevado a cabo dos veces. Fue por un deseo narcisista, evidentemente.

    La primera vez que lo hice fue en 2010. Quería regalarle a mi madre un poemario. Al final me vine arriba y decidí publicarlo. Era un proyecto muy pequeño, por lo que opte por bubok. Podía haber contratado los servicios de ISBN y DL, pero lo hice yo mismo. Por entonces se podía pedir el ISBN gratis, aunque tuve que registrar el libro en Huesca, ya que en Madrid ponían muchos problemas. 57 libros con los que no perdí mucho dinero. (http://www.bubok.es/libros/171873/Como-vas-VIC-TIRANDO) Libros vendidos por bubok o letku = 0, pero es normal, ya que no puse mucho empeño y lo considero muy personal. Eso sí, más 200 descargas gratuitas ha tenido.

    La segunda vez me puse más en serio. Busque una editorial que lo hiciera casi todo, ya que los precios han mejorado mucho. Artgerust, circulo Rojo y más editoriales de autoedición han surgido en la web. Al final me decidí por Uno editorial (antigua “Que vayan ellos”). Bien de precios, plazos, con marcapáginas bonitos. Hacen la maquinación y la portada (cosas que en bubok hice yo mismo). Parece un publirreportaje, lo sé, pero es para que sepáis que hacen. (http://www.unoeditorial.com/portfolio/relatos-0-36/). Mi segundo libro es un un conjunto de relatos heterodoxos, con muchos enfoques. La verdad es que fui más ambicioso (100 libros) y no he perdido dinero, aunque lo he reinvertido en cañas con la gente a la que se lo he vendido. Estoy feliz porque conseguí vender un libro a una persona que no conocía, hice una presentación en la biblioteca municipal y conseguí tres reseñas positivas en varios blogs.

    He leído antes que las grandes editoriales no reciben manuscritos de lectores noveles. Eso es mentira. Una conocida mía publicó su primera novela en Planeta el año pasado. Realizó los pasos que siempre se recomiendan (enviar mail respetuoso, explicando porqué se había dirigido a esa editorial, datos del libro, seguidores en blog, etc …) y consiguió que una editora se fijase en su novela. Hace falta mucho trabajo previo.

    Mi recomendación es que si no hay ninguna editorial interesada se sacuda a la autodecisión, sabiendo que si quieres que tu libro no se quede en tu círculo de amigos vas a tener que tener un blog potente, un twitter interesante y labia para que los libreros lo coloquen en su escaparate y te recomienden.

    Saludos.

  4. Interesante post. Un par de cuestiones.

    ¿Algún ejemplo de coeditorial honesta?

    En la coedición, ¿los derechos de autor son del autor o pasan a la editorial?

  5. Agustín

    Acabo de editar una novela de autoedición con bubok. Me cobraron 1.180€ por: maquetar, impresión, diseño de portada, edición en Epub, banner de publicidad para una web y alta en librerías digitales.
    La corrección corrió por mi cuenta y me dieron 10 ejemplares. El libro cuesta 20€ tiene 467 páginas, y a mi me dan 3€ por cada libro vendido.
    Francamente, tengo la sensación de sentirme estafado.
    Revisen bien a quien eligen, se aprovechan de nuestro esfuerzo.
    Un saludo.

  6. Pingback: ¿QUÉ PUERTA ELIGES? EDICIÓN TRADICIONAL, AUTOEDICIÓN, COEDICIÓN. - JC Sanchez

  7. Aria Bennet

    Hola, he leído tu entrada y me a parecido súper interesante, no suelo participar mucho en este tipo de blog, y mi entorno me lo recrimina bastante a menudo. Tal vez sea por mi poca experiencia en el campo de la escritura, pues llamarme escritora me resulta un título demasiado grande, pero después de leer tu entrada me ha parecido muy interesante contar mi proceso de auto-publicación, por si a alguien le sirve de aprendizaje.
    Veras en el 2014 escribí el borrador de Némesis (y no tiene nada que ver con la novela de Javier Ruescas ) lo único en lo que coinciden es en el nombre y en la portada porque ambas llevan unas manos, pero ahí termina el parecido. Mí novela es del genero romántico urbano paranormal. Como antes te comentaba tarde en escribir el borrador 5 meses quedándose el libro original en 300 pagina. Mi correctora de estilo fue mi hija ya que mi bolsillo no daba para eso. El diseño de la portada lo pinte yo al pastel luego tuve que pasarlo a formato digital, en ese tiempo conocí lo que son las tabletas digitales para pintar, y sin más me introduje en ese mundo y con ello en el mundo del Photoshop. El cual me llevo al programa de maquetación que aprendí a manejar por un tutorial de internet, que me enseño lo básico y así fue como hice mi primer libro. Me lo imprimieron en Madrid, hice 100 ejemplares, los gastos de autor ISBN me salierón por unos 45.oo e, el depósito legal consiste en donar cinco ejemplares a la biblioteca regional de tu comunidad, la tasa para regístralo en la propiedad intelectual me costo 10.oo e, y la imprenta con los gastos de envío fueron 357.51 e. No se si llegare algún día a destacar, pero me siento muy satisfecha de mí trabajo. Quise publicarlo en Amazon pero me resulto imposible ya que la cuota que tenía que pagar todos los meses por ser algo nuevo era muy elevada, Así que opte por una pagina web ya que tengo la gran suerte que mi hija mayor entiende bastante del tema y en ello estoy. Pero aunque mañana no tríufe en este mundo. Puedo decir que con ilusión, y ganas, muchas ganas, superas casi todos los obstáculos. Por último quiero también decir que tengo 5o años, soy divorciada desde los 39. Me quede a cargo de tres hijos, dos de ellos mellizos los cuales en ese momento tenían 6 años y la mayor de 12. Después de dedicar la mayor parte de mi vida a su formación y educación, he aprendido a formarme a la vez que escribía, y después de dos años mi libro esta publicado. Hoy por hoy he dejado mi huella en el mundo. Siento haberme extendido tanto en esta historia. Si la publicas espero que a alguien ahí afuera le sirva de algo, pero sobre todo muchas gracias por dejarme este pequeño hueco para contar esta historia de una mujer con alma de escritora.

  8. Pingback: Verdades y mentiras del oficio de escribir ‹ Diana P. Morales, consejos e inspiración para vivir una vida creativa y desarrollar tu talento.

Add A Comment