Cómo funciona la mente creativa

Todo escritor (o artista) lleva dentro  un niño que juega y un adulto que pone orden. Dales libertad y respeta sus tiempos: nunca deben estar juntos en la misma habitación… esa es la receta segura para frenar la creatividad.

Hay un momento para jugar, imaginar, y dejarse llevar por la locura incluso, sin límites, sin normas. Y un momento posterior (siempre posterior) para ordenar, resumir, eliminar, tomar decisiones drásticas o estéticas.

Date tu tiempo como artista: emplea un día diferente para cada tarea.

 

Comments

  1. Enrique

    La leyenda urbana del “niño interior” se está convirtiendo en un cliché insoportable, como un chicle pegado al zapato.
    No se muy bien por qué motivo lo del “niño interior” me recuerda a “Alien, el octavo pasajero”. No me aumenta la “creatividad” sino las nauseas.
    Creo que ya siendo hora de madurar y dejar de creer en el “niño interior”, los Reyes Magos y otras zarandajas similares.
    Por favor, no más posts sobre el “niño interior”

    1. Hola, Enrique: si te fijas, verás que en realidad yo no estoy hablando del “niño interior”. Sólo es una metáfora para explicar que hay dos partes en el momento creativo: una en la que debemos dejarnos llevar por la inspiración, sin normas ni tapujos y una, posterior, en la que llega el paso de ordenar, tachar, corregir.

      la metáfora que he usado para diferenciar esos dos momentos es la del niño vs el adulto. Hay personas que lo llaman el momento inspirativo vs corrector, otros hablan de “el crítico interior”. Pero no tiene nada que ver con las teorías psicológicas sobre el niño interior. Sólo se trata de una metáfora para describir dos momentos y dos actitudes diferentes e incompatibles que, si se mezclan, pueden frenar nuestra creatividad. Un saludo.

      1. Enrique

        Hola.
        Me he fijado bien antes de dejar el anterior comentario.
        No veo diferencia entre el “niño interior” y lo que tú dices sobre el escritor que “lleva dentro un niño” (sic).
        Entonces me corrijo, por favor no más posts sobre el “niño interior” ni sobre el escritor que “lleva dentro un niño”.
        Un saludo.

        1. Hola, Enrique: yo sigo insistiendo. Es una metáfora. No hablo de un niño interior que tiene que salir (esa es la teoría del niño interior) sino de que el proceso creativo tiene dos fases: una de jugar a crear sin cortapisas y otra de poner orden y ser crítico. Para explicarlo he usado la metáfora de un niño y un adulto. Podría haber usado otra (¿un salvaje y un general del ejército? ¿Un Gran Lewoski y una Mary Poppins?) simplemente esa me ha parecido muy visual y sencilla para que todo el mundo entienda lo que quiero decir.

Add A Comment