El secreto para que tu relato o novela sea más interesante

Hace unas semanas, en uno de mis talleres, estábamos trabajando el argumento de la novela de una de las participantes. Y de ahí surgió esta cuestión: ¿qué es lo que hace que una trama sea más interesante?

Obviamente, influyen muchos factores: desde  el ritmo narrativo o el manejo de la tensión hasta la propia redacción (argumentos a priori sosos pueden cobrar nueva fuerza si la voz narradora tiene personalidad). Pero hay un elemento que es imprescindible, absolutamente imprescindible, para que tu relato o novela tenga interés.

Apunta esta regla de oro:

La trama es más interesante cuanto más afecta a la vida del personaje.

¿Obvio? No tanto. Muchas veces me he encontrado con relatos en los que el personaje, simplemente, tenía una discusión intrascendente con un amigo, o perdía una cartera que volvía a encontrar enseguida. El personaje estaba tranquilo, puesto que lo sucedido no afectaba a su vida prácticamente nada; o, al menos, no le afectaba en algo realmente importante.

Sin embargo, aquellos relatos o novelas en los que el conflicto del personaje puede alterar gravemente su vida… ¡ah! Eso es otra cosa. Si el personaje puede perder todo lo que tiene, se arriesga a sufrir una humillación, o a ser dado de lado por sus amigos, si le rompen el corazón… entonces el lector, automáticamente, sentirá mucho más interés por lo que ocurre en nuestra historia.

No es necesario que esté en juego su vida: simplemente el lector tiene que notar que lo que le ocurre al personaje es importante para él (o ella). De esa forma, también será importante para el lector.

Por eso las películas o libros de James Bond (por ejemplo) son emocionantes sólo hasta cierto punto: James no se suele alterar, ni despeinarse, mientras acribilla a decenas de enemigos con sus armas super-modernísimas. Y sabemos, seguro al 100%, que no va a morir y que va a ganar al malo mientras remueve tranquilamente su Martini. Son películas de consumo rápido, pero no dejan huella en el lectoespectador.

Un libro, una película, un relato o una serie en el que de verdad el/la protagonista se vea afectado, hasta el fondo, por los acontecimientos y por cada decisión que toma siempre será mucho más emocionante.

Así que ya sabéis: dejad que vuestros personajes metan la pata y que lo que ocurra les ponga la vida patas arriba. Además, es la forma que tienen de aprender… como nosotros 😉

Comments

  1. Johnd719

    I’m really enjoying the design and layout of your website. It’s a very easy on the eyes which makes it much more pleasant for me to come here and visit more often. Did you hire out a designer to create your theme? Excellent work! efdafcgdcdgg

Add A Comment