Las mejores novelas de ciencia-ficción (7): Crónicas marcianas

ccff07Bradbury es uno de los autores de ciencia-ficción más reconocidos gracias a dos de sus obras, la que reseñamos hoy aquí y “Farenheit 451“. En ambas la tendencia es claramente la “ciencia-ficción utópica”, esa rama de la ccff en la que la descripción de un mundo futuro sirve para analizar y criticar nuestro mundo presente, o incluso, como en el caso de “Crónicas Marcianas” la naturaleza humana. Tan reconocido es este autor que tiene incluso un asteroide bautizado con su nombre: el“Bradbury” (9766)

Sé lo que estáis pensando. aquell@s que habéis leído -o que conocéis por referencias- ambos libros os preguntaréis ¿cómo es que escoges para este “top ten” Crónicas Marcianas”, que es un libro de relatos y no “Farenheit 451” que sí que es una novela? Bueno, no lo hago porque la novela no sea tan buena como las crónicas, en absoluto. Ambos son textos brillantes; como -por cierto- el resto de los relatos cortos de Ray Bradbury. Hago un alto: tiene varios libros, todos ellos imprescindibles, comoEl hombre ilustradoLas doradas manzanas del solEl vino del estíoRemedio para melancólicos, etc…

 

Sí, Crónicas Marcianas es otro libro de relatos. Pero con una particularidad: todos ellos giran alrededor de la misma situación, y todos suceden en el mismo lugar. Los relatos, cada cual con su argumento, sus protagonistas, van narrando momentos diferentes de la colonización de Marte por el hombre. Es decir, los cuentos forman un todo, único y con un sentido. No hay una trama en el sentido novelístico de la palabra, pero los hilos que se van entretejiendo forman parte del mismo tapiz. Esa originalidad, además de lo hermoso de las historias, le convierten en mi favorito de este autor. Un imprescindible, vaya.

Por supuesto, la colonización de Marte en estas “crónicas” muestra el rostro violento, ambicioso, imperial y xenófobo de nuestra sociedad. Se pueden extraer muchos paralelismos… baste decir que es un libro exquisitamente escrito y que emociona más allá de cualquier época.

No por nada el prólogo a la edición en español fue escrito por Jorge Luis Borges. Os dejo con las palabras del maestro:

¿Cómo pueden tocarme estas fantasías, y de manera tan íntima? Toda literatura (me atrevo a contestar) es simbólica (…) En este libro, de apariencia fantasmagórica, Bradbury ha puesto sus largos domingos vacíos, su tedio americano, su soledad…

Add A Comment